por Rosita Lonfa
La escuela Nacional Nº 64 Entre Ríos, fue creada por Carlota Dominico, primero en su quinta (hoy parque “Los Derechos del Trabajador” debido a los pantanos de aquellos tiempos la villa crecía desde el Camino Real -hoy Av. Mitre- hasta Belgrano, cuando llovía los alumnos no podían concurrir. Eso la decidió a re-fundarla en terrenos de su propiedad, hoy Pico y Belgrano. Su hijastro el Ing. Guillermo Dominico se encargó de la edificación que salió 3.980 pesos, la escuela la pintó el Sr. Mauriño, padre del desaparecido Miguel Mauriño .

El 10 de Octubre pasado, cumplió 102 útiles años, a pesar de todos los esfuerzos realizados por diversas Cooperadoras hasta el año 1993, la indiferencia del gobierno no puede creerse!!! Estas Cooperadoras siempre trabajaron a favor de la educación y el bienestar de la niñez.
Su primera Directora fue Emma de Carranza, su primer portero (así se llamaba, él y su familia vivían en la escuela), me refiero a Washilao Cabrera, quien realizaba todos los trabajos y además cocinaba para niños carenciados.
La cooperadora la integraban Wesiger, un comerciante que tenía zapatería frente a la escuela, don Ricardo Rivero entre otros, en 1925 se crea a los Boy Scaut, hoy Scaut Argentinos; en 1945 se crea la Cooperadora José de San Martín y desde entonces hasta su muerte, Don Albio faija luchó junto a otros padres por su terreno. En 1956 a raíz de una fogata se prende fuego la escuela, allí toda la comunidad de Dominico se puso a disposición de la misma, fue así que el sacerdote de la Iglesia San José, Ramón Castro, ofreció la casa parroquial para dar las clases, se sumó el hogar de niños y ancianos, la Sociedad de Fomento, Pico 314, el anexo Pico 155, que luego la cooperadora adquirió y donó al ministerio de educación. Luego del incendio se realizaron colectas y participó la industria y el comercio, José Repetto donó un aula, era una escuela muy querida, sus primeros alumnos fueron Antonio Luz y Pedro Frizzotti, y tantos otros más, luego fueron los hijos, los nietos, de todo Dominico, a pesar de que no era un edificio bonito, sus baños eran letrinas (o sea un pozo en el suelo de ladrillos) hasta 1975, en que la cooperadora comenzó a hacer las aulas de material, con mucho sacrificio, los padres se reunían sábados y domingos a trabajar, Margarita Mattos, era la vice, en1978 llego la directora: Aurora Mazas de Pérez y se siguió haciendo kermeses, la semana del ladrillo, la semana de la arena, las latas , de conservas, los 25 de Mayo el plato servido que lo donaban los padres y luego se rifaban, el mercadito Salemi donaba algunos chorizos, los que cocinaba Reynaldo Dressel, José Pasini encargado de estirar la plata para llegar a pagar todo, Hector Santalla; Alfredo Lonfa, Ana de la panadería nos donaba el pan, se hizo un kiosco donde 6 madres lo atendían a la mañana y otras 6 a la tarde. Entre Ellas Ana MaríaRivero, Tita Marri, Doña Tita, etc., todo lo recaudado fue a la edificación, el ex alumno Pipi Wisinger, arquitecto, nos donó los planos para trabajar sobre una base sólida, luego llegó Mirta Groves. Hasta 1993 se realizaron aulas en planta baja, salón de actos, y en 1995 se inauguraron 5 aulas en la parte alta. En 1996 llega un aviso de desalojo, allí salió todo el barrio hacia a la escuela, querían 104 mil pesos por los terrenos, lo que el entonces gobernador Duhalde dio el dinero, pero he aquí, que estos seudos dueños al ver la edificación, decían que ellos habían realizado las reformas, nos llevó 10 años de juicio para que nos citaran a declarar, en el 2006 citaron sòlo a A. Masaz, y éstá realizó un trámite para tener una nueva citación (algo raro) fuimos H. Mouro, José Laurencio (empresario), Elba García docente, M.R.Lonfa, y Ana M Rivero, pero ya no a el tesorero Pasini, la directora Nora Bertineti no lo puso en la lista y no pudo declarar, pero llevamos tanta documentación que quedó claro que el edificio es de la asociación Cooperadora, desde 2007 estamos esperando que las autoridades expropien la escuela, ¿102 años no es suficiente para un juicio veinteañal?
Lo más triste es que cumplió 100 años, y las autoridades de la escuela no le realizaron el homenaje necesario y hoy no le dan importancia. 108 años al servicio de la comunidad,