Kravetz, sobre los motochorros: “La mejor forma de combatir el delito es la prevención”

Mientras la Legislatura bonaerense busca aplicar zona de restricción para circular en moto en el Conurbano, el secretario de Seguridad de Lanús consideró que la modalidad motochorro “no es otra cosa que un acto delictivo que tiene velocidad e impacto más importante que otro”. Además, detalló cómo continúa la habilitación de la sede de Edesur.

Ante el proyecto de ley para restringir los delitos de motochorros, que propone un trabajo articulado entre la Provincia y los municipios para determinar zonas de restricción, el secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, indicó que “la prevención se logra con los controles en la calle”.

La normativa tiene media sanción en la Cámara de Diputados bonaerense y será de aplicación en los 135 distritos de la provincia. Las áreas de exclusión pueden ser permanentes o en días y horarios específicos en las que estará prohibida la circulación de a dos personas en moto o será obligatorio el uso de un chaleco reflectante con la patente del vehículo pera el acompañante.

“Lo que mejor funciona al final del día es la prevención. Todo suma, pero no sería lo único que ayude a combatir esta modalidad”, sostuvo Kravetz al aire de Política del Sur. El Municipio de Lanús despliega distintos operativos de seguridad en las calles del distrito donde se detienen a las motos para revisar si cumplen con la reglamentación.

Mientras que la Provincia pondera en la agenda legislativa la prevención de delitos cometidos en motocicleta, el funcionario local definió la modalidad de motochorro como un hecho “delictual que tiene velocidad e impacto más importante que otro por la capacidad operativa del delincuente a partir del manejo de la moto”.

“Todo suma, pero (la aprobación de la ley) no sería lo único que ayude a combatir esta modalidad. La mejor forma de combatir el delito al final del día es la prevención”, dijo.

Habilitación de Edesur

El Municipio levantó el lunes la clausura a la oficina de atención de Edesur local. Otorgó a las autoridades de la firma un plazo de 60 días para reacondicionar la sede y cumplir con las normativas locales de habilitación de comercios.

La oficina de Hipólito Yrigoyen al 4600 permaneció clausurada por tres días por la falta de una salida de emergencia, la cantidad insuficiente de baños y la ausencia de alarmas contra incendios.

“Lo que pretendemos de Edesur es que brinde un buen servicio, cosa que todavía está lejos, y que se advenga a la normativa de comercios de Lanús. Estamos para hacerle cumplir la ley a todo el mundo”, resaltó el también jefe de Gobierno local.