El Día Internacional de la NO violencia contra las mujeres no es un día más

No es el día de la paz. No es el día de la no violencia mundial, ni obstétrica, ni laboral, ni estudiantil, escolar, climática, institucional…, etc., etc. Hoy es el día internacional de la no violencia contra las mujeres, que en definitiva, es la madre de todas las violencias. 

Es necesario ver la diferencia para que no haya una sola víctima más, porque si confundimos, no visualizamos y si no visualizamos, la violencia nunca será erradicada de ningún lugar. Por eso tenemos que recordar por qué se instituyó este día:

El 25 de noviembre de 1960, en la República Dominicana, fueron asesinadas las tres hermanas Mirabal, Patria, Minerva y María Teresa -activistas políticas- por órdenes del dictador Rafael Leónidas Trujillo, quien las había perseguido, amenazado, juzgas y encarcelas por el hecho de pensar diferente y oponerse a la dictadura que ejercía desde 1930. Las hermanas fueron emboscadas y apaleadas hasta morir.

En 1981, se celebró en Bogotá, Colombia, el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, donde se decidió marcar el 25 de noviembre como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres, en memoria de las hermanas Mirabal.

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer como:Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada.

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.