Los programas de erradicación de la violencia contra las mujeres se subejecutaron un 77,8% en 2019

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que, los programas con perspectiva de género del Presupuesto Nacional se subejecutaron en más del 60% promedio, entre enero y octubre del 2019.

El documento destaca que los programas encargados de la erradicación de la violencia contra las mujeres sufrieron una subejecución del 77,8% entre enero y octubre del 2019, y son la partida con el peor registro.

En detalle, la capacitación para el desarrollo integral de la mujer se subejecutó un 68,1%; rescate y acompañamiento a víctimas de trata, 67,8%; escuelas populares de formación de género, 60,5%; políticas integrales de género y diversidad sexual, 60,2%; y fortalecimiento de la ESI, 34,1%.

El informe elaborado por el equipo de economistas de Economía en UNDAV, advierte que el Programa de Desarrollo de la Salud Sexual y Procreación Responsable redujo su presupuesto un 25,2% respecto de la inflación, en los últimos 4 años.

El documento apunta que el presupuesto de este programa para el año 2019 es de 553 millones de pesos, pero hasta el 29 de octubre sólo se ejecutó el 40,5%.

Todas las partidas vinculadas a la Salud fueron subejecutadas este año y registrarán bajas según el Proyecto de Ley de Presupuesto 2020. La partida más significativa es la correspondiente al ‘Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable'”, explica el informe.

En base a datos del Ministerio de Hacienda, el informe marca que, a costa de la inflación, el Programa de Protección de Víctimas de Violencias se redujo un 31,1% entre 2015 y 2019. 

Esta partida vinculada al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, “en 2018 sólo alcanzó el 36,7% de lo asignado en la ley de presupuesto y este año vuelve a subejecutarse (37,4% de ejecución)”, destaca el informe.

Por último, el informe de la UNDAV expone que el ingreso promedio según género es de $25.088 para los hombres y de $18.257 para las mujeres, por lo que las mujeres ganan un 37,4% menos que los hombres.

“Cierta desigualdad se genera, en parte, porque las mujeres destinan menos horas al trabajo productivo remunerado debido a que ellas dedican casi el doble de tiempo que los varones a realizar trabajo doméstico no pago”, sentencia el informe.

Infografía completa acá