A la hora de prestarle atención a nuestra belleza, todo es válido: desde la medicina tradicional hasta nuevas tendencias en cuestiones de salud, las opciones pueden ser tan variadas como las personas que se las apliquen. Es por eso que a continuación, hablaremos de tres terapias alternativas que probablemente no conocías. Presta atención y sigue los pasos para lucir una piel radiante y saludable durante los 365 días del año y no solo en verano o en las épocas de altas temperaturas.

Una de las grandes ventajas de la masividad que ha alcanzado Internet es que ahora el acceso a la información se ha democratizado de gran manera. Es por eso que es cada vez más común encontrarse con teorías alternativas y nuevas terapias para lograr un mejor cuidado de nuestro cuerpo. Así, un puñado de valiosa información cabe en el smartphone que llevas en tu bolsillo. Por supuesto, el cuidado de la piel no es una excepción a este fenómeno, en donde distintos tipos de tratamientos y sustancias ayudan a alcanzar por vías diferentes el mismo resultado: una piel suave, joven y saludable. En la siguiente nota, te comentaremos 3 opciones que quizás no conocías y que pueden ser de gran ayuda para alcanzar tus objetivos.

1 – Sales marinas
Esta opción es una forma alternativa de las ya conocidas terapias con barros y fangos. Mediante la aplicación directa sobre la piel varias veces por semana, así como realizar baños de inmersión con las sales diluidas, puedes obtener una piel mucho más limpia, brillante y saludable. Según especialistas en dermatología, este tratamiento es ideal para combinar con la aplicación de cremas especializadas para los distintos tipos de piel existentes. De esta manera, bañarte con sales marinas e hidratarte con cremas Nu Skin, por ejemplo, puede ser el camino a lograr ese cutis que tanto querías.

2 – Chocoterapia
El chocolate, además de ser muy sabroso, también posee grandes beneficios para nuestra salud. Si bien es conocido que porciones moderadas ayudan a subir nuestros niveles de energía, así como también causar una mejora en nuestro ánimo, hay otros beneficios que no son tan famosos. La chocoterapia es un claro ejemplo de ello y cada vez más centros de belleza han comenzado a implementarla, logrando muy buenos resultados en materia de hidratación, desintoxicación y reafirmación gracias al alto contenido de antioxidantes que posee el cacao. Además, estudios recientes han demostrado que aplicar chocolate en la piel ayuda a combatir la celulitis.

3 – Baño de leche
Otro descubrimiento reciente en relación al cuidado del cutis son los baños de leche. A este lácteo se le atribuyen propiedades relacionadas a la hidratación, generando resultados suavizantes y que, al mismo tiempo, ayudan a regenerar nuestra piel. Especialistas en dermatología aseguran que el ácido láctico es muy beneficioso para nuestra piel. En ese sentido, es usado de manera habitual dentro de la industria cosmética, ya que colabora a restaurar el ph de la piel gracias a su acción astringente.