7 de cada 10 mujeres no cuenta con un espacio para amamantar en su trabajo

En Argentina, favorecer la lactancia materna es una política de Estado y un tema de salud pública gracias a la Ley Nacional 26.873. Además, nuestro país adhiere a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud acerca de la exclusividad de la lactancia como alimentación durante los primeros seis meses de vida para un desarrollo saludable.

La reciente Encuesta Nacional de Lactancia y Trabajo revela que el 77% de las mujeres cree que es muy difícil combinar la lactancia y la vuelta a la oficina, aun las que trabajan en jornadas reducidas. Además el 93% de las mujeres cree más importante contar con el apoyo de la empresa que de su pediatra para continuar dando el pecho a su bebé.

Sin embargo, la gran mayoría dice haberlo logrado o estar camino a lograrlo y la principal razón es su deseo por sostener la lactancia, también resultan claves el apoyo de sus familiares y compañeros de trabajo. Quienes han encontrado mayor dificultad para cumplir con este objetivo son aquellas mujeres que trabajan jornadas completas y en empleos fabriles o de atención al público. El 82% no contó con un lugar asignado para la extracción de leche, lo que también obstaculizó la posibilidad de sostenerlo en el tiempo.

Lactancia y trabajo en números

● El 63% no se sintió cómoda hablando de este tema con sus jefes

● 1 de cada 3 mujeres considera que la lactancia limita su oportunidad de desarrollo profesional

● 1 de cada 5 mujeres piensa que la lactancia puso en riesgo su trabajo

● El 80% de mujeres en posición de liderazgo no combinaron lactancia y trabajo

● El 74% no contó con políticas de la empresa de horario progresivo para retomar el trabajo

● El 75% considera de mucha importancia capacitar a jefes y compañeros sobre los beneficios de lactancia materna para que comprendan la importancia de dar apoyo. (InfoGEI)