Cinco sujetos de entre 21 y 23 años fueron aprehendidos acusados de haber abusado sexualmente de una adolescente de 14 años en el sector de carpas de un camping de Miramar. Los acusados fueron identificados como Lucas Pitman (21), Emanuel Díaz (23), Tomás Jaime (23), Roberto Costa (21) y Juan Cruz Villalba (23).

Según la denuncia que radicó la menor junto a su madre en la sede de la Comisaría de la Mujer y la Familia de esa localidad balnearia, habría sido abusada en el sector de carpas del camping El Durazno, ubicado en el acceso a Miramar, donde pasaba fin de año en un bungalow junto a su familia.

Fuentes policiales indicaron que a partir de la denuncia se inició una causa por “abuso sexual con acceso carnal”, en la que interviene la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada que funciona en esa localidad, a cargo de la fiscal Florencia Salas, quien dispuso la aprehensión de los cinco acusados, todos ellos oriundos de Mar del Plata, y su traslado a dependencias del Cuerpo Médico “a los fines de que se secuestren ropas intimas y cualquier elemento relacionado con la investigación”.

Tras estos procedimientos, los imputados fueron llevados a la Unidad Penal 44 de Batán, y hoy, miércoles a primera hora serán trasladados a los tribunales marplatenses para prestar declaración indagatoria.

Por eso, personal de la comisaría de la Mujer de Miramar  y de la Policía Científica secuestró en las últimas horas la camioneta Renault Trafic color blanca en la que se movilizaron los jóvenes para llegar al predio y una carpa tipo iglú, de color azul, así como también todas las prendas de vestir de los imputados.

Los acusados identificados como Lucas Pitman (21), Emanuel Díaz (23), Tomás Jaime (23), Roberto Costa (21) y Juan Cruz Villalba (23), serán trasladados de la unidad carcelaria 44 de Batán a los tribunales de Mar del Plata para que puedan hacer su descargo sobre la denuncia que realizó la menor junto a su madre en dependencia policial.

Como consecuencia de la denuncia, fue relevado el Sub Comisario de la zona por no preservar la escena del crimen entre otras cosas. En tanto, también se investiga si hay algún tipo de relación entre los policías que asistieron tras el llamado al 911, y los cinco imputados.

La madre de la menor de 14 años denunció que tras el brindis de fin de año y luego de un tiempo, se percató de la ausencia de su hija, por lo que salió a buscarla por el camping y la encontró en una carpa junto a los acusados, todos alcoholizados, según se desprende de la investigación.

De acuerdo a las fuentes, los cinco acusados habrían llegado al camping El Durazno el domingo último para “festejar” la llegado del Año Nuevo.