De 55 empleados relevados en geriátricos, el 80 % presentaba irregularidades
Además, se detectó un 48 % de informalidad en gimnasios
También se halló un 73 % de trabajo no registrado en aserraderos

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó un alto nivel de informalidad laboral en varios operativos realizados en establecimientos de diferentes rubros. Tras relevar geriátricos, gimnasios y aserraderos en Capital Federal y Gran Buenos Aires, el organismo detectó trabajadores sin registrar.

• Geriátricos
Se relevaron 55 empleados en 10 establecimientos de Capital Federal y la zona norte del conurbano, donde se encontraron 32 trabajadores sin declarar y 12 con irregularidades en su contratación ya que no contaban con el alta laboral.

Además, los titulares de dos de los geriátricos estaban inscriptos como monotributistas categoría D, manifestando ingresos brutos anuales de hasta 252.000 pesos; es decir que declaraban una capacidad contributiva muy inferior a los ingresos que genera esta actividad.

Es importante destacar que como resultado de las acciones se logró la regularización inmediata del titular de uno de los hogares de ancianos verificados, quien se inscribió como empleador ante el organismo.

La AFIP cuenta con una herramienta denominada Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT), que permite calcular la cantidad de empleados mínimos necesaria para desarrollar la actividad en rubros determinados.

• Gimnasios
En tanto, AFIP detectó un 48% de informalidad laboral en una importante cadena de gimnasios de la zona oeste del conurbano. De 103 personas relevadas entre guardavidas, entrenadores, personal administrativo y de seguridad, el 48 % presentaba irregularidades en la contratación, como la no registración y la falta del alta laboral.

Recientemente, la firma inauguró una sucursal en las cercanías del Rosedal, en el barrio porteño de Palermo, ofreciendo servicios de categoría con salas de fitness, piscina y spa.

Por último, la AFIP realizó un control de rutina en aserraderos de la localidad bonaerense de Tigre, detectando un 73 % de informalidad laboral.
El 53 % de los empleados no figuraba en la nómina declarada por los empleadores durante varios períodos, siendo privados de la cobertura social y el cobro de asignaciones familiares.

Además, había dos de los trabajadores jubilados y un tercero de nacionalidad paraguaya- que no contaban siquiera con número de CUIT.