La Municipalidad de Avellaneda, fue allanada este viernes por la mañana por efectivos de la Prefectura Naval tras la orden del Juzgado Federal de Quilmes, a cargo de Luis Armella, por la investigación de supuestos desvíos de fondos.

Debido a lo inminente del caso, este medio no pudo recabar informaciòn de fuentes municipales, aunque la opinión unánime del entorno comunal fue:“es una maniobra política porque todo es un invento”.

El operativo se realizó con el objetivo de buscar documentación que acredite presuntas maniobras ilegales de empleados de la intendencia en la causa originada por la denuncia por presuntas irregularidades en contratos de empleados municipales a través de cooperativas de trabajo, que habrían sido el medio para desviar fondos públicos hacia empresas privadas, según fuentes judiciales.

Según el expediente, la defraudación ascendería a $300 millones y estaría involucrado el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, su par de la provincia de Buenos Aires y la Federación de Cooperativas de Trabajo Nuevos Aires limitada.

Siempre de acuerdo a versiones judiciales, los fondos eran girados por el Ministerio de Desarrollo Social a la Provincia y de allí iban a la Federación de Cooperativas de Trabajo Nuevos Aires, para la realización de obras, donde a su vez subcontrataba a empresas supuestamente vinculadas a funcionarios públicos, que es lo que la causa judicial intenta demostrar.