Luego de lo que fue uno de los proyectos más importantes de Argentina en materia de telecomunicaciones a través de infraestructuras terrestres, aéreas y espaciales, ARSAT fue decayendo hasta convertirse en un ente inoperante que, sin embargo, cuenta con más personal desde que asumió el actual Gobierno

Hubo despidos y privatización, no está desarrollando proyectos y tiene menos tareas. Sin embargo, desde diciembre de 2015 a enero de 2019, la Alianza Cambiemos dio de alta 268 empleados en ARSAT, relacionados al Gobierno.

En un informe publicado por Darío Gannio en M1.com, ARSAT “incrementó su personal en más de un 25% desde que asumió Mauricio Macri, pese a haber privatizado sus tareas, suspender el ARSAT-3, interrumpir el despliegue de la Televisión Digital Abierta (TDA) y no impulsar ningún proyecto con el espectro radioeléctrico para comunicaciones móviles”.

“Desde adentro de la compañía resaltaron que los nuevos puestos están relacionados con la militancia del PRO. Pero el Gobierno, que había puntualizado que parte de los problemas del país eran por “la grasa militante”, echó a casi 100 personas desde que tomó el control de la compañía”, señala el informe.

Llama la atención los perfiles de los nuevos empleados estatales PRO, donde abundan los egresados de universidades privadas licenciados en marketing y veterinarios.

Como consecuencia, varios ingenieros se fueron del país. Primero se fue Andrés Rodríguez, quien fue el jefe de proyecto en ARSAT-1, a Skyloom, luego Gabriel Conte a España para trabajar en la misión de la agencia espacial europea (ESA) al planeta Marte ExoMars 2020 y, finalmente, Mariano Goldschmidt, la cabeza principal del proyecto espacial de ARSAT, a Thales Alenia Space en Francia.

Síntesis de la gestión de ARSAT
Gestión Néstor Kirchner

En agosto de 2004, el gobierno de Néstor Kirchner decidió quitar la licencia a Nahuelsat para operar la posición orbital de 81 grados oeste, debido a las deudas contraídas y los incumplimientos de la empresa. Se presentó el proyecto para la creación de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (AR-SAT) que fue aprobado por el Congreso en 2006.
En la ley se marcó que las acciones de la empresa corresponderían el 98% al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, y el 2% restante al Ministerio de Economía y Producción.

En la ley de creación de la empresa, se marcó que ARSAT tendrá la autorización de uso de la posición orbital 81° de Longitud Oeste y sus bandas de frecuencias asociadas otorgada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Gestión Cristina Fernández de Kirchner
En 2007, se inició la operación y prestación de servicios sobre satélites alquilados. ​Tenía como principal mandato contratar la ingeniería y desarrollo de sus satélites con manufactura nacional, los que serán construidos dentro del marco del proyecto Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT).

A partir de 2010 INVAP comenzó a fabricar el ARSAT-1 en San Carlos de Bariloche, bajo dirección de Thales Alenia Space. En 2013 se realizó el ensamble de todas sus piezas.
Finalmente, su lanzamiento fue realizado el 16 de octubre de 2014 en Guayana Francesa.
Con la construcción de este satélite, Argentina se incorporó a un grupo de ocho países (Estados Unidos, Alemania, Francia, Rusia, Japón, India y China) con esa capacidad de producción.

También se construyó el ARSAT-2, otro satélite de comunicaciones geostacionario íntegramente diseñado, construido y ensayado por la empresa argentina INVAP. Se lanzó el 30 de septiembre de 2015.

Hacia fines del 2015, estaba iniciada la etapa de construcción del ARSAT-3,​ proyectado para abarcar todo el continente americano.

Plan Argentina Conectada
En 2015 se completó el tendido de la red troncal de fibra óptica poniendo en marcha el Plan Argentina Conectada, con una red de 28.252 kilómetros, invirtiendo 300 millones de pesos.

Para fines de 2015, 11,7 millones de argentinos usaban al menos un servicio de ARSAT y la empresa proyectaba que en 2016 serían más de 21 millones los usuarios.

Actualidad: gestión Macri
En diciembre de 2015 la empresa ARSAT, que hasta ese momento se encontraba en la órbita del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, pasó a depender del Ministerio de Comunicaciones.
En julio de 2017 pasó a la órbita del Ministerio de Modernización. La empresa cerró el año 2017 con un superávit de 367 millones de pesos, una cifra 4,8 veces superior a la del año 2016.
A fines de 2015, ARSAT marcó que tuvo pérdidas 250 millones de pesos.

Despidos
En enero de 2016, se denunció el despido masivo e intempestivo de trabajadores.​
En 2016 el gobierno de Mauricio Macri habilitó a satélites franceses, holandeses y estadounidenses para operar en el país. En total, se autorizaron 12 nuevos satélites durante la gestión de Oscar Aguad.

Suspensión de la construcción del ARSAT-3
En marzo de 2016 las nuevas autoridades anunciaron la decisión de interrumpir la construcción del ARSAT-3 debido a problemas de financiamiento,​ a pesar de que la ley prevé que la financiación de dicho satélite provenga de la venta de los servicios de ARSAT-1 y ARSAT-2.​

ARSAT. Una empresa visionaria convertida en un ente inoperante,  vacía de recursos humanos calificados y viciada de nepotispo y cargos políticos.

marta portilla/diario La Calle
Fuentes: Diego Gannio/Minuto1.com – Wikipedia – David Cayón (28 de marzo de 2016) – Universidad Nacional de San Martín.