Tras ocho meses de tareas de inteligencia criminal Policía Federal desbarató una organización dedicada al comercio de estupefacientes por toda la provincia de Buenos Aires. Los allanamientos se desarrollaron en Dock Sud, Avellaneda y Sarandí y se decomisó más de 1,5 kilogramos de cocaína con la marca distintiva de la banda: la esvástica Nazi.

Fue a través de la Policía Federal -que desarrolló la inteligencia criminal y los cinco allanamientos- que se logró desarticular la banda narco y secuestrar el estupefaciente. Los uniformados de la División Operaciones Antidrogas Urbanas de la Policía Federal Argentina, liderada por Néstor Roncaglia, desplegaron importantes tareas de campo en el marco del programa “Argentina Sin Narcotráfico”, promovido por esta cartera para llevarles más tranquilidad a todos los argentinos.

Con lo recolectado de los seguimientos sigilosos, del entrecruzamiento de datos y los registros fotográficos y fílmicos se logró probar la existencia de esta banda narco que operaba en la provincia de Buenos Aires. Es así que, tras ocho meses de investigación, el Juzgado Federal de Primera Instancia de Quilmes, a cargo del Dr. Armella, dispuso el inmediato allanamiento de cinco viviendas vinculadas con la organización.Como resultado de las requisas efectuadas en los domicilios repartidos entre Avellaneda, Dock Sud y Sarandí, el personal de la Policía Federal logró detener a los tres principales investigados y secuestrar 1,64 kilos de cocaína repartidos en dosis y en un ladrillo con la marca distintiva de la banda narco: un águila imperial con la esvástica Nazi.

Además, se decomisaron dinero en efectivo producto de la comercialización de estupefacientes al menudeo, ocho celulares, balanzas digitales, elementos de fraccionamiento y más documentación que será de vital importancia para la causa.