Avellaneda cumple el 167° aniversario de su fundación

1852 -7 de Abril- 2019
El 7 de Abril nuestra ciudad conmemora el 167 aniversario de la creación del partido de Barracas al Sud, que fue en sus principios, con los saladeros y en las siguientes décadas, una pujante ciudad industrial y comercial, la que luego sufrió años de decadencia por el cierre de poderosas industrias, especialmente de frigoríficos, textiles, vidrio, las fosforeras y un gran Mercado de Frutos, único en su género que también cayó en los tentáculos de quienes manejaban el destino de la Nación a espaldas del pueblo.
Estas empresas y otras que hoy experimentan la insalvable decadencia  que se apoderó de nuestra ciudad, sufren las consecuencias de los actos de sus gobernantes, muy en especial los surgidos de verdaderas chirinadas (golpes militares) quienes tuvieron su responsabilidad en la crisis que  hoy se agrava en forma constante.
No puede haber olvido ni perdón, los nombres de sus responsables deben quedar marcados a fuego  en  la historia de esta ciudad, como los artífices de maniobras dolosas y especulativas que nos llevaron por años a ser una triste ciudad dormitorio.
Hoy podemos decir que hace unos años, lenta pero persistentemente, entramos en una etapa de recuperación más allá de lo que se vive en otras comunas, ofreciendo a propios y extraños su oportunidad de prosperidad, acompañando una planificación industrial, edilicia y comercial, estando prácticamente ausentes los  dos poderes, Nación y Provincia conducidos por quienes mantienen firmes sus objetivos de que desaparezca la Avellaneda próspera que hoy es orgullo de sus habitantes, con una política municipal con valiosos proyectos en educación, cultura y de constantes obras de infraestructura de nuevas escuelas y mejoras en la calidad de vida de los alumnos.
El pueblo no olvida y no debe perdonar a algunos ex y actuales  gobernantes que aún pululan por los rincones como si la lección no hubiera sido suficiente.
Hoy cobran vigencia las ideas de ese gran tribuno, el Dr. Nicolás Avellaneda, nombre que lleva nuestra ciudad, que parece no haber sido asimiladas por quienes hoy llevan en su conciencia la responsabilidad de haber gobernado mal. Su atinado mensaje debe ser tenido muy en cuenta:

“Buenos Aires marcha a la aventura. no hay en la actualidad en los hombres que dirigen su política, un designio trascendente, un fin determinado de aquello que pudiera darle carácter y significación. Habrá siempre una mayoría y una minoría, un partido que gobierna y otro en la oposición, pero no fundaremos un régimen de instituciones libres, sino cuando las opiniones dejen de ser sediciosas y los partidos dominantes, abusivamente excluyentes…”.

Una reflexión para una época que luego nunca se logró superar. Sin embargo, muchos ven hoy una luz de esperanza en algunos sectores, donde sus gobernantes piensan en la gente con responsabilidad humana y no solo fomentando riñas intestinas.
La gente espera una alternativa de vida  que nos proyecte a una superación de la crisis actual.
Néstor Luis Santos