Avellaneda: Operativos y clausura por ruidos molestos y falta de habilitación en boliches céntricos

Ante numerosas quejas de vecinos residentes en las inmediaciones de dos boliches céntricos, uno en Beruti y Palaá y otro en Beruti 37, la comuna procedió a su clausura, labrando las actas correspondientes.

“El Dioni”, local clausurado por Inspección General de Avellaneda, ubicado en la calle Beruti

En el caso del local ubicado en Beruti esquina Palaá, el lugar fue clausurado porque albergaba mayor cantidad de asistentes a los autorizados, según las dimensiones del local y por emisión de ruidos molestos.

En el de Beruti 37, se constató que se estaba utilizando un salón en la parte superior del edificio para fiestas nocturnas, el cual no estaba habilitado, por lo cual se lo clausuró por falta de los permisos correspondientes y por ruidos molestos.

Los operativos de Inspección General del municipio llegaron al lugar respondiendo a las denuncias de varias familias por los altísimos niveles de sonido que se emitían desde los locales y por constantes peleas en la calles, todo en altas horas de la noche o madrugada, lo cual impedía el descanso al que tienen derecho los vecinos, quienes señalaron que el operativo se llevó a cabo en horas nocturnas con personal municipal acompañado con oficiales de la Comisaría Primera de Avellaneda, en perfecto orden y con firmeza, lo que fue valorado por quienes denunciaron el cáos nocturno que estos boliches generaban.
Se espera un informe formal de la comuna.

“Harlem”. Otro de los boliches clausuras en la calle Beruti.