Axel Kicillof dejó sin efecto la suba de las tarifas de luz que dispuso María Eugenia Vidal

“Las cuentas de la provincia están mal. La caja que nos dejaron no alcanza para 30 días”, expresó Axel Kicillof al asumir como gobernador de la provincia de Buenos Aires y  anunció la suspensión del alza de tarifas energéticas que se debía aplicar a partir de enero, al tiempo que describía la situación dramática en que está inmersa la provincia.

Al referirse a los aumentos de tarifas, anunció que dejará sin efecto un alza del 50 por ciento en las tarifas de distribución de energía eléctrica y que pedirá la misma suspensión al gobierno nacional: “Le pido al presidente Alberto Fernández que retrotraiga esta situación, que vuelva a foja cero, pero no a favor de una empresa o una familia, a favor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, no vamos a convalidar ninguna maniobra”, aseguró, después de manifestar que “los aumentos que no pueden pagar los jubilados son “saqueos”. 

En otro tramo de su discurso frente a la Legislatura bonaerense, el Gobernador señaló: “Hay 5,5 millones de pobres. El 63 por ciento de los chicos del conurbano están por debajo de la línea de la pobreza” y agregó que anunciará un plan de emergencia política, social y económica para los próximos 100 días.