Bernal: Los trabajadores de Eitar piden que los atienda el juez de la quiebra para poner en marcha una cooperativa

Son los empleados de la metalúrgica de Bernal, que presentó la quiebra hace unos días, haciendo peligrar unos 240 puestos de trabajo. Esperan que una vez que vean al juez puedan avanzar en la recuperación de la empresa, con más de 70 años de vida. Por el momento mantienen la toma del lugar, para evitar el vaciamiento de los bienes de la firma.

El fin de semana, luego que la AFIP embargara las cuentas, la firma Eitar presentó la quiebra, dejando sin trabajo a sus 240 empleados, su gran mayoría mujeres. Desde ese momento, los trabajadores decidieron realizar una presencia en el lugar, para evitar que se intente vaciar el lugar.

Es que la idea de los empleados es formar una cooperativa para intentar salvar la empresa, con más de 50 años de experiencia en el rubro, que pasó crisis como el “rodrigazo” o el quiebre social de 2001, pero que no pudo con la política de desindustrialización del gobierno de Mauricio Macri.

En este camino, junto con la UOM los trabajadores piden ser recibidos por el juez que entiende en la causa de la quiebra, para que allane el camino para comenzar con la recuperación. En lo que va del gobierno de Cambiemos, al industria manufacturera perdió cerca de 40 mil puestos laborales, y la tendencia estiman se profundizará este año.

La quiebra de Eitar se conoció el fin de semana, luego que la AFIP embargó las cuentas de la firma ubicada en Bernal oeste, por una deuda millonaria de impuestos. Ante esta situación, los dueños presentaron la quiebra, dejando en la mayor incertidumbre a sus 240 operarios, que de inmediato tomaron la planta y lanzaron un plan de lucha. Junto con la seccional Quilmes de la UOM, luego de una serie de asambleas, se decidió intentar recuperar la planta Para eso, comenzaron los trámites para formar una cooperativa.

Hasta el momento, realizaron un pedido de audiencia, pero no recibieron por el momento una contestación. Mientras tanto, mantienen la ocupación de la planta, para salvaguardar las máquinas y otros elementos para producir en el futuro.

“Decidimos la toma para evitar que vacíen el lugar, como empezaron a hacer la semana pasada antes de la quiebra. Por eso ahora nos turnamos para estar las 24 horas en el lugar y evitar que se lleven las cosas”, remarcó Fernández.

La planta de Eitar fabrica accesorios para artefactos a gas y está ubicada en calle 189 al 950, en Bernal oeste. La empresa tramitó el concurso de acreedores hace un año y medio atrás, por los profundos problemas económicos que experimenta. Hace algunos días, de madrugada y con el personal suspendido, la empresa se encargó de vaciar las oficinas administrativas y técnicas, sumado a que mantiene una importante deuda salarial con los trabajadores. El embargo de la AFIP fue el último golpe contra la empresa, que ahora está tomada por sus empleados.

La gran mayoría de las empleadas son mujeres, que no ocultaron su angustia en este duro momento. Muchas tienen 5 o 20 años de antigüedad, y le reclamaron a los dueños de la firma que busquen una solución al conflicto. Con los trabajadores están los delegados de la UOM local, que encabeza el ex intendente quilmeño Francisco “barba” Gutiérrez. “El gremio desde un primer momento se puso al frente de la lucha, y nos acompaña en lo que esperemos sea un avance para lograr la recuperación de la firma”, sostuvo Fernández.

Los problemas en la industria tienen especial impacto en los distritos del conurbano bonaerense, donde hay muchos conflictos abiertos respecto de fábricas que cierran o suspenden personal. Casos emblemáticos como el de Canale –cerrada y que sus trabajadores intentan recuperar –o los de Siam, que resisten el achique que intenta plantear la empresa.

Fuente: Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical