Bibliotecas del partido de Lanús se reunieron ayer en la sede de la Biblioteca Popular Monte Chingolo para compartir experiencias y recursos que esta institución conoció en la tercera edición del certamen de pasantías internacionales organizado por Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas (Iberbibliotecas), que este año tuvo como ejes la alfabetización digital y la memoria sociocultural.

La Biblioteca Popular San Martín de Villa Obrera y la Biblioteca Popular Sarmiento de Valentín Alsina asistieron al encuentro del que también participaron el presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), Leandro de Sagastizábal, junto a los funcionarios de ese organismo Sandra Medina, Marcela Barrios y Diego Sigalevich.
También participó de la actividad Soledad Ayardi, integrante del programa “Puntos de Cultura” de la secretaría de Cultura de la Nación.
En el encuentro las bibliotecas compartieron diferentes actividades y modos de organización y los organismos socializaron programas y convocatorias que pueden servir a todas la bibliotecas para adquirir capacitación, ideas o recursos.
Las bibliotecas compartieron perspectivas de trabajo en conjunto y valoraron la experiencia de las bibliotecas públicas de la comunidad de Madrid como ejemplo para intercambiar ideas y articular proyectos con la Conabip y también con la secretaría de Cultura de la Nación.
Todos los presentes coincidieron en la necesidad que las bibliotecas además se sostener sus servicios originales de prestamos y facilidades de acceso los libros tienen el desafío de asumir sistemas de organización para sus materiales de consulta y actividades de promoción de la lectura que se ajusten a las necesidades particulares de cada una de sus comunidades.
El presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), Leandro de Sagastizábal, destacó que “las bibliotecas no son un deposito de libros ni un espacio de mera conservación; la concepción no es algo trivial ya que determina el uso de los espacios y tipo de actividades a llevar a cabo”.
“Compartir las experiencias conocidas en España por parte de la Biblioteca de Popular Monte Chingolo es de una madurez profesional elogiable, así como también el comunicar con gran entusiasmo el compromiso de las bibliotecas”, añadió.
El secretario y Coordinador de Promoción Cultural de la Biblioteca Popular Monte Chingolo, Fernando Martínez, agradeció la presencia de las bibliotecas de Lanús deseando que se multipliquen los espacios de intercambio en 2019 y señaló que “las políticas públicas y espacios institucionales de diferentes instancias del estado municipal, provincial y nacional que promueven a las bibliotecas populares hay que sostenerlas y está muy bien que quienes dirigen esos espacios se acerquen a cada biblioteca para brindar asistencia, compañía y fortalecimiento”.
Martínez presentó el balance de su participación en nombre de la institución en la tercera edición del certamen de pasantías internacionales organizado por Programa Iberoamericano de Bibliotecas Públicas (Iberbibliotecas), junto a representantes de otras 19 bibliotecas de diez países de América Latina y España.
Los integrantes de las bibliotecas becadas participaron de talleres, charlas y encuentros con bibliotecarios y académicos en distintas bibliotecas públicas de la comunidad de Madrid que fueron anfitrionas del programa en esta edición.
La pasantía es organizada por el Centro Regional para al Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) y esta edición tuvo como tema central las diferentes acciones que se desarrollan en las bibliotecas públicas para paliar la brecha digital, mantener la memoria sociocultural y favorecer la alfabetización de los ciudadanos en cualquier soporte y formato.
El responsable del área de Patrimonio Histórico de la Universidad Nacional de Lanús y director técnico del Museo Histórico de Monte Chingolo presentó este espacio que recupera y pone en valor el pasado de la sede de la Biblioteca Popular Monte Chingolo, que funciona en el edificio de la que fue una estación de trenes del ex-ferrocarril provincial.
El museo es desarrollado en cooperación con la UNLa y no sólo rescata la historia ferroviaria y su vínculo con el desarrollo de la localidad, sino que se construye a partir de la memoria comunitaria con los saberes, recuerdos, imágenes y elementos que los vecinos aportan.
La Biblioteca Popular Monte Chingolo abre sus puertas a la comunidad desde noviembre de 2002 con una oferta cultural y educativa que busca ser una herramienta de transformación social.
La biblioteca funciona de lunes a viernes de 10 a 16 en la ex-estación de trenes de Monte Chingolo, en General Pintos 4752. Todas las imágenes, vídeos y notas sobre las actividades de la institución están disponibles en facebook.com/biblio2002.