La red criminal que comercializaba preparados homeopáticos con sustancias nocivas para la salud se deasarticuló a raíz de diez allanamientos realizados por la Policía Federal en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde se detuvo al líder de la organización y su principal lugarteniente, en tanto que incautó elementos valuados en tres millones de pesos.

La pesquisa comenzó a raíz de una denuncia impulsada por la ANMAT, que daba cuenta de la realización de preparados homeopáticos con sustancias nocivas para la salud. En un principio, se creía que las maniobras se llevaban a cabo en una farmacia, pero tras una exhaustiva investigación se verificó que, en realidad, se había montado un laboratorio precario y clandestino en el domicilio de uno de los miembros de la organización.

Luego de intervenir diez líneas telefónicas, se constató la maniobra delictiva que efectuaban médicos y un falso farmacéutico que prescribían preparados homeopáticos para el tratamiento de varias enfermedades, encomendado su elaboración al supuesto farmacéutico, de 80 años.

El cabecilla de los farmatruchos no solo producía en su domicilio, donde había construido un laboratorio clandestino, sino que además entregaba en persona los preparados a sus clientes, con el objetivo de que no se supiera el verdadero lugar en el que se realizaban.

Los allanamientos se llevaron a cabo en consultorios y viviendas ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires y las localidades bonaerenses de Adrogué, Lanús, San Miguel y José C. Paz.

Los uniformados arrestaron a los dos principales integrantes de la “Banda de los Farmatruchos” e incautaron 11 títulos médicos, dos habilitaciones, medicamentos homeopáticos, teléfonos celulares, computadoras, folletos, sellos, talonarios de prescripción de psicotrópicos, tarjetas personales, agendas, recetas médicas, fichas de pacientes y un recipiente de sildenafil en polvo. Según indican los primeros estudios, se estima que el valor de los bienes decomisados asciende a los tres millones de pesos.