CICOP advierte que el cierre total del laboratorio del Hospital Fiorito podría convertirse en una cruel realidad

Los trabajadores y las trabajadoras de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) Seccional Hospital Fiorito de Avellaneda informan que la institución sanitaria continúa con el funcionamiento del laboratorio suspendido para consultorios externos por falta de reactivos.

A ravés de un comunicado de prensa, expresan: “Lamentablemente, no vemos un horizonte cercano de que se vaya a revertir esta situación. Todo lo contrario, advertimos que el cierre total del laboratorio podría dejar de ser una probabilidad para convertirse en una cruel realidad”.

“Es nuestro deber señalar que los reactivos que el laboratorio necesita para su actividad diaria aún no se encuentran en el hospital. Sin embargo, lejos de resolverse la problemática, se profundizan las faltantes de insumos y recursos humanos, ignorando que el derecho a la salud constituye uno de los derechos humanos fundamentales que el Estado debe garantizar a todos los ciudadanos y ciudadanas”.

“No podemos dejar de mencionar que, gracias a la presión pública generada por las reiteradas denuncias efectuadas desde nuestra seccional, el día jueves 21 de noviembre, se autorizó ampliar el presupuesto de nuestro Hospital. Si bien la suma no es la solicitada, consideramos que esta extensión será de vital importancia para algunas de las necesidades más inmediatas de los y las pacientes”.

“Por todo lo expuesto, exigimos una vez más a la Gobernadora María Eugenia Vidal y a las autoridades competentes una resolución que asegure en forma urgente el suministro de materiales a fin de descomprimir este escenario de crisis que afecta duramente a la comunidad de Avellaneda y la región”.

“De igual modo, requerimos al gobierno bonaerense que cumpla con lo acordado y reabra las paritarias por inflación para actualizar los salarios de noviembre. Con sueldos pulverizados, sin insumos, sin infraestructura, sin profesionales y magros presupuestos decimos una vez más que ¡¡ la salud pública no puede esperar más, el Fiorito no puede esperar más!!”.