Cómo las redes sociales destruyen las oficinas de Prensa y retacean la información

Las redes sociales desplazaron a importantes estratos de la sociedad, como la comunicación personalizada ya sea social, comercial o institucional. Y lo que es más preocupante, están desplazando a las oficinas de Prensa de los entes oficiales.

La poderosa red de alcance mundial llamada internet trajo múltiples beneficios a los usuarios que la adoptaron como “medio de vida” al punto ya de que muchos no pueden vivir sin estar conectados. Pero por otro lado, desplazaron a importantes estratos de la sociedad, como la comunicación personalizada ya sea social, comercial o institucional. 

La nueva modalidad que ha adoptado la oficina de Prensa de la Municipalidad de Avellaneda, es difundir las actividades comunales a través de las redes sociales Facebook, Twetter o Instagram  y muchos vecinos, con un solo click acceden a la información y de paso, comentan, felicitan o critican.

Si bien es cierto que en los últimos años los políticos se muestran a través de las redes sociales a modo de campaña y difusión de sus actividades (Trolls mediante), la Dirección de Prensa y Comunicación local ha menguado la distribución de gacetillas con la información ampliada y detallada de las cuestiones comunales y centraliza los anuncios en las redes sociales de cada área, pensando que una foto y un epígrafe bastan para informar. Claro, es la velocidad del modernismo. No importa dónde estuvo el intendente ni cuando, en la foto se lo ve hablando frente a un micrófono, pero: ¿qué dijo?

Comienza entonces la titánica tarea de los medios de prensa, especialmente los locales o “chicos”, para recabar información fidedigna, detallada y pormenorizada:
¿Qué actividad está llevando a cabo la Secretaría de Cultura? Habrá que ir a averiguarlo a la página de Facebook.
¿Dónde estuvo el intendente esta semana? buscaremos en twetter o Facebook.
¿El Concejo Escolar de Avellaneda cambió de sede?
A buscar en las redes, por las dudas de que haya alguna información.
¿Qué espectáculos se presentan en el teatro Roma? De nuevo a las redes.¿Está cortada una calle por obras a cargo del municipio? ¿Lo habrán publicado en Facebook o en twetter?

Y así, los periodistas pasamos horas y horas buscando información en las redes, información que de todos modos no es completa porque una foto y unas líneas no van a suplantar nuca a una gacetilla informativa.

Hasta no hace mucho tiempo, las distintas dependencias municipales hacían conocer sus actividades a través de la oficina de prensa en un ir y venir dinámico:
*Las secretarías enviaban a Prensa sus comunicados.
*Prensa confeccionaba gacetillas con toda la información y las enviaba a los medios a través de correos electrónicos.
*Los medios difundían la información a los vecinos.
*El vecino se enteraba en forma detallada de lo que se  hacía en su comuna.

¿Qué paso? ¿El modernismo nos está pasando por encima y nos retacea información?
¿La oficina de Prensa es tan moderna que cambió su forma de comunicar en pos de la inmediatez?
¿O los medios de prensa somos tan antigüos que pretendemos saber de qué se trata, y no andar adivinando y buceando por todas las redes sociales para obtener información?

Marta Portilla para diario La Calle