Cerca del mar, de las sierras, de un lago, en polideportivos o en el patio de la escuela, la diversión y el aprendizaje no se tomaron vacaciones. Más de 200 mil niños, niñas y adolescentes bonaerenses pudieron disfrutar de las actividades que, durante enero, ofrecieron las 2.000 sedes que funcionaron a lo largo del territorio provincial.

A través del arte, el deporte, las actividades acuáticas, los juegos, la informática y la robótica, los chicos de entre 3 y 17 años formaron parte de las distintas propuestas realizadas en la vigésima edición del Programa que realiza la Dirección General de Cultura y Educación.

Como novedad, en esta edición se sumaron talleres de robótica que permitieron el abordaje de saberes relacionados con el pensamiento computacional y la programación, ejes fundamentales del Plan Provincial de Robótica Educativa que comenzó en 2018 en escuelas primarias y que continuará extendiéndose en 2019.

Durante el cierre del programa en La Plata, que se realizó este viernes en la República de los Niños, estuvieron presentes el director General de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny y el intendente local Julio Garro.

Este año, el programa contó con un incrementó en la cantidad y variedad de materiales distribuidos a las sedes lo que permitió realizar nuevas actividades y talleres como circo, acrobacias, malabares, telas, kayak, prácticas acuáticas y buceo.

Además, en las distintas sedes se incluyeron las actividades del programa Orientá tu Futuro, que busca descubrir las aptitudes e intereses propios de cada adolescente y conocer las ofertas educativas que tiene la Provincia.

La iniciativa es desarrollada desde el año 2000 por la cartera educativa provincial en articulación con los Ministerios de Salud, de Desarrollo Social y el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS), con el fin de promover durante el verano diversas actividades y de complementar el derecho a la alimentación y al cuidado de la salud.