La planta 2 de la empresa avícola Cresta Roja continúa tomada por sus trabajadores, que esta tarde realizarán una asamblea para evaluar cuáles serán los pasos a seguir, debido a que la firma Proteinsa todavía no cumplió con el pago de la indemnización acordada cuando se hizo cargo de la compañía en 2015.

Los 850 obreros de la planta de producción ubicada en Esteban Echeverría mantienen una toma pacífica de las instalaciones desde el martes, cuando los directivos de la empresa les comunicaron que no se pagarán las deudas con cada uno de los empleados, que tenían fecha de vencimiento el 31 de agosto.

Ayer por la tarde se realizó una reunión en el Ministerio de Trabajo, en la cual se les volvió a comunicar a los trabajadores que la empresa no cuenta con el dinero para pagar las indemnizaciones y la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria, medida que fue rechazada por los empleados que decidieron avanzar en su plan de lucha.

Unos días antes de realizarse las PASO, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal se presentó en el programa Intratatables, de América TV, y en pleno plan de campaña electoral habló de Cresta Roja. En el siguiente video, en el minuto 6:40, la mandataria provincial manifiesta: “No me corran con el trabajo, porque cuando yo llegué había 2500 trabajadores de Cresta Roja protestando en la ruta porque habían cerrado” y agrega que por un negocio de un empresario kirchnerista se habían quedado sin trabajo 170 empleados “y hoy laburan 500 y se van a tomar 400 el año que viene”.

Pero el conflicto no se solucionó y desde la propia empresa desmienten a la mandataria bonaerense, ya que argumentan que de los 2500 que estaban reclamando sus fuentes de trabajo, solo fueron reincorporados los 850 que hoy se desempeñan en la planta 2 de Esteban Echeverría, donde además previo al conflicto se trabajaba en tres turnos: mañana, tarde y noche, mientras que hoy sólo operan los turnos mañana y tarde. Algo similar ocurre en la planta 1, ubicada en el barrio La Unión, del partido de Ezeiza, donde antes funcionaban dos turnos y ahora uno sólo.

Cresta Roja se encuentra paralizada hoy por hoy más allá de los discursos de campaña. Los empleados mantienen los portones cerrados y no pueden entrar ni salir camiones, sólo se liberaron dos camiones con pollos frescos, pero todavía no se sabe qué va a pasar con los animales vivos que están dentro del establecimiento, ni mucho menos cuál será la suerte de los 850 empleados que están esperando cobrar la deuda que se comprometieron a pagar los nuevos directivos y el gobierno provincial.

Facundo Medina @facummedina