La expresidenta de la Nación y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, Crsitina Fernández de Kírchner, visitó la ciudad de Avellaneda y recorrió el Jardín Maternal de la localidad de Villa Corina, acompañada por el intendente Jorge Ferraresi y el extitular de la AFI, Oscar Parrilli, entre otros.

 

 

 

La candidata de Unidad Ciudadana recorrió además las instalaciones de la Escuela Técnica N° 2 y visitó a los jóvenes que asisten al programa Envión en su sede de Villa Domínico. Al finalizar su visita, Cristina recibió a los medios de prensa locales y afirmó “lugares como Florencio Varela, Berazategui, donde empezamos a llegar con los parques industriales, hoy son distritos absolutamente devastados y el cambio de rumbo económico para volver a articular el trabajo, como el gran organizador económico es hoy el principal problema”.

Por otro lado, la exmandataria sostuvo que “es una acusación absurda la del encubrimiento en la AMIA, un atentado que ocurrió en 1994, lo que revela es que se ha terminado el estado de derecho en la República Argentina y que los fiscales y los jueces pueden hacer cualquier cosa que les manden desde la Casa Rosada” y agregó “evidentemente es una persecución”.

“Hoy el país está reclamando dónde está Santiago Maldonado que primero estuvieron con la teoría del puestero y ahora como se les cayó, dicen que es un relato kirchnerista, la verdad que espanta y asusta” continuó la expresidenta y afirmó que “el mundo está hablando de Santiago Maldonado y en el exterior están espantados con lo que está pasando acá”.

Cristina Fernández de Kichner explicó que “la historia demuestra que cuando hay planes económicos que restringen los derechos sociales de los trabajadores, de los estudiantes, de los jubilados, termina apareciendo un Estado represivo y desaparecedor”, y reclamó que el Gobierno “se haga cargo de la situación”.