Se trata de la Ley Nacional 26.130 que exige la adecuación de la legislación de salud reproductiva local, incorporando la práctica de ligaduras de trompas y vasectomía al Programa Provincial de Salud Reproductiva y Procreación Responsable.

También, se prevé su cobertura sin costo alguno para los pacientes por parte de IOMA (Instituto de Obra Medica Asistencial).

La adhesión, que ahora espera ser aprobada en el Senado, es una iniciativa de la diputada Graciela Rego del bloque Peronismo para la Victoria- FpV.