El Gobierno nacional anunció ayer, en el marco de una reunión de la Mesa de Pesca e Industria Naval que encabezó el presidente Mauricio Macri en Puerto Madryn, el lanzamiento de una línea de financiamiento por un total de 500 millones de pesos para la compra de buques pesqueros construidos por astilleros radicados en el país.

Los créditos se otorgarán a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), que depende del Ministerio de Producción y Trabajo, y tienen el objetivo de impulsar la renovación de las flotas y la producción de la industria nacional.

La línea de créditos tendrá un plazo de hasta cinco años, un período de gracia de hasta 12 meses y podrá utilizarse para financiar hasta 60 millones de pesos o su equivalente en dólares por empresa o grupo siempre que no supere el 80 por ciento del valor del bien a adquirir.

En cuanto a las tasas de interés en pesos, contarán con una bonificación por parte del Ministerio de Producción y Trabajo que las ubicarán dos puntos porcentuales por debajo de la variable Badlar Privada, mientras que en dólares la bonificación hará que quede tres puntos por encima de la tasa Libor.

El sector pesquero exporta más del 90 por ciento de lo que produce, con ventas al exterior en 2018 por más de 2.000 millones de dólares, un 7 por ciento más que en el año anterior.