“El peronismo de Lanús tuvo al último gran conductor, que fue Quindimil”

Luego de la derrota del peronismo en Lanús ante Néstor Grindetti, quien logró la reelección en la Intendencia local, el dirigente peronista Heriberto Deibe  fue crítico con la dirigencia peronista local, a la vez que evaluó que se necesita un conductor.
Deibe admitió que en Lanús “hubo un trabajo muy bueno de Néstor Grindetti, que fue casa por casa encuestando”. “Desde la oposición hubo una subestimación de la dupla Néstor Grindetti-Diego Kravetz, que trabajan muy bien en conjunto”, lanzó.
Si bien admitió que la gente “no se equivoca con el voto, ya que se vivió un proceso muy malo por parte del presidente Mauricio Macri, en Lanús hubo un proceso distinto. “Lanús no necesita un intendente, necesita un conductor. Lo vengo diciendo desde que Darío Díaz Pérez es intendente”, analizó.
“En 2015, 2017 y 2019 no quisieron ir a internas. Si no se va a internas, hay que reflejar que a cada sector le doy los mejores candidatos. Si pongo esposas, familiares y demás, es muy complejo”, criticó.
“Las listas siempre son las mismas, con los mismos familiares. ¿Se piensan que los vecinos de Chingolo o de Caraza no se dan cuenta?”, agregó.
Y fue por más, siendo muy duro con el peronismo local: “Hablan de la paridad pero ponen a sus mujeres, yo nunca vi una cosa igual. ¿No hay militantes en el peronismo de Lanús que no sean las mujeres de ellos?”​​​​​​​, criticó.
Es que, según Deibe, Grindetti es Macri, ya que es el que más vínculo tuvo con él, y lo diferenció, por ejemplo del intendente de Quilmes, Martiniano Molina. “Cuando a Néstor Grindetti lo denunciaron por los Panamá Papers, yo dije que había que hacerle una interpelación”, recordó.
El exconcejal analizó las elecciones y aseguró que “Lanús no es kirchnerista” y que “el peronismo de Lanús tuvo al último gran conductor, que es (Manuel) Quindimil, que no fue kirchnerista”. La nueva conducción tiene que ser persuasiva, no dar órdenes. El municipio lo perdimos en 2015, 2017 y 2019”.
Fuente Política del Sur