El Sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda (SECLA) envió una nota a la Comisaría 1º de Avellaneda reclamando un refuerzo en las medidas de seguridad en la zona aledaña a la sede del gremio ubicado en Maipú 290. La causa fue los repetidos “robos y hurtos” que se han dado en la zona y que han afectado a trabajadores del sindicato y la obra social. 

En una misiva dirigida a JuanAriel Ramirez, responsable máximo de la Comisaría Avellaneda 1, el gremio reclamó que  se “refuercen las medidas de seguridad para garantizar la seguridad de las personas que circulan por nuestras sedes y aledaños“.

En la nota también manifiestan que desde que “ha comenzado el año se ha retraído la vigilancia (…) y han vuelto a aparecer diferentes tipos de delincuentes amedrentando a las personas que trabajan o frecuentan nuestras oficinas“.

En los últimos días estos robos, lamentablemente, empleados del sindicato, así como de la obra social (OSECAC) que trabajan en un edificio contiguo, han sufrido el robo de objetos personales y dinero, se han incrementando generando una fuerte preocupación y temor que será tarea de las fuerzas de seguridad dejar atrás.