En el Día del Submarinista argentino, recordamos a los tripulantes del ARA San Juan

La carta no lleva firma, pero está dedicada a Ricardo Alfaro, uno de los tripulantes del ARA San Juan. Con esta carta que circula por las redes sociales, homenajeamos a los 44  héroes desparecidos hace 10 meses y por los cuales seguimos pidiendo justicia.

Hoy, día del submarinista, te deseo un feliz día en donde quieras que estés, más allá de la distancia, quiero que sepas que te amo y te extraño más que nunca, que me haces mucha falta, que no puedo estar sin vos, que la ausencia tuya se me hace como una pesadilla eterna, no puedo estar en casa que cada rincón me hace acordar a vos.
Sos y siempre serás para mi, mi todo , gracias por haber construido una hermosa familia junto a mi, sos más que mi héroe, sos mi orgullo, entregaste todo por la patria, por el amor que le tenías a tu labor y por eso mismo, hoy más que nadie, te mereces un “feliz día”. Quiero que sepas que estés donde estés, siempre voy a recordar todo de vos, todos tus asados, tus chistes, tu Todo, a pesar de las diferencias, siempre nos entendimos, agradezco a la vida y a Dios por haberte puesto en mi camino y que hoy día a día, sigo pensándote, extrañándote y amándote, siempre va a ser así.
Creaste un hermoso hijo el cual me llena de felicidad  ydía a día, me pregunta por vos, te extrañamos acá y toda tu familia.
Te amo y se más que nadie todo lo que amaste tu trabajo, día a día, lucho por tu búsqueda y verdad, el saber lo que pasó con vos y los 43 compañeros, gracias a vos aprendí tantas cosas y por eso mismo, aprendí a ser un leona con toda la valentía que saco día, día y lo seguiré siendo hasta encontrarte.❤Feliz día para todos los submarinista del mundo y en especial a vos amor de mi vida!!

El 25 de febrero de 1933 zarparon desde sus fondeaderos, las tres naves argentinas rumbo a Buenos Aires. En abril de ese mismo año, arribaron al canal de acceso del Puerto de Buenos Aires y en el mes de junio los sumergibles se trasladaron a la Base de Puerto Belgrano, para su recorrido general y su alistamiento final junto con el Guardacostas “General Belgrano” (designado como Buque Base).

El 3 de Septiembre de 1933 las unidades arribaron a su destino definitivo, el Apostadero Naval Mar del Plata. Por este motivo, se conmemora en esta fecha no sólo el aniversario de la Fuerza, sino también el Día del Submarinista argentino.