La mayoría de los heridos se registraron en el Hospital de Quemados, Santa Lucía y Lagleyze, aunque autoridades médicas afirmaron que “la cantidad de accidentados fue la mitad de lo del año pasado”.

Lo que si se mantuvo, al menos con respecto al pasado 25 de diciembre, fue que la mayor parte de los heridos son menores de edad.

En los Hospitales oftalmológicos Instituto Lagleyze y Santa Lucía fueron atendidos adultos y niños por lesiones en los ojos ocasionadas por pirotecnia y corchazos durante los festejos por el Año Nuevo y dos chicos tuvieron que ser operados en sus ojos.

En el Hospital de Quemados fueron asistidas un total de 15 personas en la madrugada del 2019. Profesionales del nosocomio indicaron que sólo un adulto tuvo que quedar internado con una quemadura de moderada gravedad, ya que que fue alcanzado por las llamas de un combustible que se encendió a causa de un elemento pirotécnico.