Ha trascendido…

… que mientras en política muchos precandidatos y los que quedaron afuera critican el armado de listas, en la calle no se observa que se corrijan las deficiencias que incomodan al vecino, dado que por diseñadores de oficina, desconocen casos puntuales como la colocación de los valorados y grandes contenedores de residuos “Avellaneda limpia” a sólo unos pocos metros de las paradas de colectivos.

… que no se ha previsto con sentido de seguridad para los vecinos que utilizan el transporte público, que los colectivos puedan arrimar al cordón sin dificultades, ya que estos gigantescos elementos están colocados a muy poca distancia de las paradas de los micros, y la gente debe descender y ascender en medio de la calle.

… que debido a la ubicación de estos contenedores, los colectivos quedan cruzados en estas “trampas” y se forman colas en pleno centro de la ciudad cortando los cruces y pese a los bocinazos y reclamos, no hay reacción y modificación de esta “torpeza de oficina”.

… que lo significativo, es que aquellos que dicen ser los que llegaron a una banca para atender a los vecinos, están tan enfrascados en cuestiones de las internas, en el armado de listas y cómo lograr votos, que no ven los reales problemas de la gente y no plantean cómo solucionarlo desde sus bancas.