Joven muere en un confuso episodio debido a una explosión, en Dock Sud

La Policía informa que el joven murió porque estaba armando un artefacto explosivo ilegal. Los vecinos dicen que eso no es verdad y que plantaron la bomba para cubrir a los empresarios dueños del lugar. La fábrica es peligrosa y molesta para el barrio.

El 28 de Agosto pasado, se produjo una explosión en un galpón de la la fabrica TASISA, destinado a la guarda y reparación de contenedores de residuos, ubicado en Manuel Estevez 1356 de Dock Sud, donde resultó muerto Emanuel Agustín Martínez, un joven de 20 años que, según especifica la Policía, estaba armando un artefacto explosivo.

El hecho no fue difundido por los medios de prensa y todo se desenvolvió con gran hermetismo, incentivado así la desconfianza de los vecinos del lugar.

Qué dicen los vecinos
A través de las redes sociales en el sitio “Foro Vecinal Avellaneda Segura”, los residentes aledaños al galpón de la fábrica TASISA, espresan: Hace años que los vecinos veníamos juntando firmas para que cierren el lugar, porque ahí limpian volquetes del gobierno de la ciudad y los traen del centro con restos de basura y ratas. Los volquetes los dejan en la vereda. Los ruidos que hacen cuando golpean los volquetes para acomodarlos son insoportables. A cualquier hora. Ahora resulta que el lugar explota y muere un chico y salen a decir que fue un explosivo que pudo venir en el volquete, también se dijo que estaba manipulando los elementos para la fabricación de una bomba. La cuestión es que no apareció un solo canal. Y los vecinos no sabemos qué pasó. Yo pienso que nos tenemos que organizar para pedir explicaciones. Nuestros hijos juegan en esa vereda y podríamos haber explotado todos. Lo de la bomba lo plantaron para cubrir a los empresarios dueños de ese lugar.

Tal vez el explosivo estaba dentro del container de la basura como las ratas que vienen dentro e infectan todo el barrio, y ni hablar de los ruidos molestos y en verano cuando lavan y pintan los container en la vereda contaminando a todos los vecinos del lugar, ya se presentaron en 2016 cartas a la Intendencia, donde los vecinos piden que trasladen el taller a zonas más seguras alejadas del vecindario dada la peligrosidad que existe, pues debajo de la Calle Estévez circula un caño maestro de la destilería Dock Sud, información suministrada por Aysa y corremos riesgo constantemente por las posibles explosiones.
Qué dice la Policía

De las averiguaciones e inspección realizadas por personal de la Policía bonaerense, Delegación Lanús, se constatan restos amorfos de hierro constitutivo de caño, tapas roscadas y sobre mesa de trabajo, timer color blanco (elementos similares a los hallados en los hechos recientes contra dependencias policiales).

La Policía presume a prima facie que estaban realizando el armado del artefacto y
se identifica a las personas lesionadas, que resultan ser un empleado de dicho galpón Roberto Engon, de 30 años y el fallecido Martínez.

Se comisionó al jefe de la Delegación Explosivos La Plata, Jefe de Operaciones e interviene la UFI 3 Descentralizada Avellaneda a cargo de la  Dra. Cáceres.

Como en el caso del incendio de la papelera de Gerli ocurrido en Agosto pasado, los vecinos merecen una explicación.

Marta Portilla para diario La Calle