La legislatura porteña adhirió por unanimidad
a la Ley Micaela, de capacitación
obligatoria en género

La banalización de la sexualidad y la destrucción de la familia acarrearon el incremento de la “violencia contra la mujer” y no lo van a revertir por mucho adoctrinamiento en género que autoritariamente impongan.

Muchas provincias argentinas ya adhirieron a la “Ley Micaela” (ver al final) y hoy lo hizo la Legislatura porteña con 57 votos emitidos, todos afirmativos.

La Ley Nacional N° 27.499, conocida como “Ley Micaela” -sancionada en extraordinarias el año pasado tras el caso de Thelma Fardin- implementó la capacitación obligatoria en género para todas las personas que trabajan en los tres poderes del Estado -judicial, legislativo y ejecutivo-.

El proyecto aprobado hoy (expte.3694-D-2018) fue impulsado inicialmente por Leandro Halperín (Evolución Radical). Con el mismo objetivo se presentaron después proyectos de Vamos Juntos (expte. 673-D-19), del Frente para la Victoria (expte. 217-D-19) y del Bloque Peronista (expte. 766-D-19).

Dice Halperín en los fundamentos de su expediente: “Los sesgos de género y la falta de conciencia sobre la complejidad de las problemáticas de género y la gravedad de la violencia de género es parte de una realidad cotidiana de la cual el Estado es parte. Es en este sentido que la incorporación de la perspectiva de género en los tres poderes del Estado es una necesidad cada vez más imperiosa”.