La línea 277 mantiene de rehenes a los usuarios de La Saladita 1 y 2, Barrio Núñez y Namuncurá

Vecinos indignados ante la mala prestación del servicio de la línea de colectivos 277 denuncian que la empresa suspende a su antojo la entrada a los barrios, cambiando arbitrariamente el recorrido y dejando a los usuarios a la deriva, ya que es la única línea de transporte que entra a estos barrios.

A pesar de que el mal servicio de la línea es de vieja data, la empresa no ha tratado de solucionar el problema, sino que lo ha agravado año tras año, con demoras de más de media hora, cambiando el recorrido según les convenga, además de la pésima condición de las unidades. “Tienen los colectivos muy viejos, en muy mal estado. Siempre les falla algo. Cuando no se descompone el motor, las ventanas están rotas y no se pueden cerrar en plena época invernal”, reclama una pasajera.

También señalan los usuarios, que desde el año pasado se comenta que entraría al barrio la línea 10, ya que el municipio habría firmado convenios con la empresa cediendo terrenos lindantes con estos barrios para establecer allí la terminal. “Ahora el municipio no contesta los llamados y pareciera que somos rehenes  de la 10, la 277 y el municipio”, expresan los preocupados vecinos.

La empresa no contesta
La línea 277 está formada por la Unión de las empresas Compañía la Paz Amador Moure S.A.C.I, Ttnes. Futuro S.R.L, y La Perlita S.A, y tiene un recorrido que va desde el Parque Comercial Avellaneda (Autopista La Plata Km 6) hasta el Cruce de Lomas. El único número de teléfono que figura (0800 666 9666), no contesta y deriva a un link de internet para hacer reclamos.
El municipo aclara
La Calle se comunicó con la Dra. Silvina French, quien es jefa del Departamento Técnico Administrativo de Licencias y Transporte, que depende de subsecretaría de Tránsito y Transporte de la Municipalidad de Avellaneda.
Al respecto, indicó que “La línea en cuestión (277) pertenece a jurisdicción provincial, no obstante, hemos reclamado -ante denuncias de usuarios- en la Subsecretaría de Transporte bonaerense. Además, la empresa no puede suspender el servicio o la entrada a los barrios, o cambiar de recorridos porque deben cumplir con requisitos específicos. Esto es pedir autorización a las autoridades competentes, etc. Es muy posible que, como los subsidios por gasoil están congelados, hayan reducido el servicio, por lo que nuevamente me comunicaré con el área bonaerense para hacer el reclamo”, señaló la Dra. French y proporcionó un link para que también los usuarios hagan los reclamos pertinentes: www.mosp.gba.gov.ar/transporteba/selectlineados.php
En cuanto al arribo al barrio de la línea 10, French especificó que “Esta línea es interjuridiccional con Nación, no es comunal y es muy difícil que cambie el recorrido, por la misma razón que la 277. También se debe a que hasta que no aumenten los cupos de gasoil, no pueden agregar recorridos”.
La única línea de transporte público comunal, es la 570, que va desde Corina hasta Castellino, según indicó al Dra. French.
¿Quiénes son los responsables de esta situación?
¿Arbitrariedad de los choferes? ¿Ordenes de la empresa? ¿Falta de controles municipales y comunales? Mientras tanto, los usuarios siguen sufriendo las consecuencias de la mala prestación de la línea, especialmente quienes salen a trabajar a la madrugada.
Los vecinos merecen una pronta respuesta de las áreas competentes para dejar de sentirse rehenes de la situación, sin un transporte efectivo que entre al barrio.
marta portilla/diario La Calle