Las pibas quieren rock: el feminismo entra en la escena

El pasado sábado, en la plazoleta de la Noche de los Lápices, distintas organizaciones feministas de la ciudad realizaron el festival “Las pibas quieren rock”, en el que tocaron todas bandas lideradas por mujeres: Hembra, Emilia Inclán, La Sánchez Viamonte y La venganza de Cheetara. Además, hubo DJs, feria y muchos pañuelos verdes a favor de la legalización del aborto.

Las organizaciones que dieron vida al festival están nucleadas en un frente de reciente nacimiento a nivel local y también nacional al que llamaron En Marcha. Forman parte las Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá – Libres del Sur), Mala Junta (Patria Grande), el Movimiento Popular La Dignidad, el Movimiento de Mujeres Evita, el PTP y la Unidad Popular.

La referente local de En Marcha y coordinadora del Parlamento de Mujeres, Maia Luna, dijo: “El aborto legal ya se votó y se despenalizó en las calles. Nuestra sociedad ya no es la misma. Una de las victorias de este hermoso movimiento feminista, es que quedó claro que esta lucha colectiva y masiva está acá para quedarse, y que quienes debieran representar a las grandes mayorías se distancian abismalmente del mundo de hoy y las nuevas generaciones, hijas de las consecuencias de muchas décadas de un trabajo y una militancia de feministas que sin duda aportaron a lo que somos hoy”.

Del festival, que se realizó en la plazoleta ubicada frente a la Facultad de Bellas Artes y el bar Pura Vida, emblema de la escena musical independiente local, participaron más de 300 personas y tocaron 5 bandas y DJs. Además, hubo distintas ferias de las colectivas feministas que participaron de la organización. Las organizadoras afirmaron que esta fue una primera edición y que buscarán replicar el festival, planteando “la necesidad de valorizar las bandas con líderes mujeres, darles un lugar en la escena local y también cuestionar algunas lógicas naturalizadas en la escena local del rock.”