Esta vez fue parte de la barrabrava de Independiente que protagonizó serios incidentes cuando finalizó el partido con Atlético Tucumán. Ahora, casi todos los barrabravas del Rojo están a disposición de la justicia.

El incidente se produjo cuando un grupo de hinchas locales, que había mantenido un cruce por el ingreso de bengalas al estadio, se enfrentó con la policía. Los barrabravas arrojaron piedras y los agentes respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma.
Tres personas terminaron heridas y 120 fueron detenidas tras el enfrentamiento apenas terminó el partido por la Copa Sudamericana en el que Independiente le ganó a Atlético Tucumán.

“En este momento gran parte de la barra de Independiente está detenida. Ya en la previa hubo problemas por las bengalas, y luego agredieron a la policía cuando se los quiso identificar. La gente normal se fue en paz a su casa, pero la barra está presa y quedó a disposición de la justicia”, indicó Juan Manuel Lugones, titular del APREVIDE en declaraciones radiales.

El saldo: Lo de siempre: destrozos, heridos y detenidos. Pero lo más importante es el daño que ocasionan a la ciudad y a los vecinos, agravado por la cercanía de las dos canchas -Independiente y Racing- que hace que esta situación se repita todas las semanas.

En cuanto a los detenidos, seguramente ya estarán durmiendo cómodamente en sus hogares, mientras los vecinos tratan de reparar los daños, después de una noche sin poder dormir por los alborotos.