Obispos convocan a crear sensibilidad y conciencia sobre la trata de personas

 La Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes (CEMI) invita a rezar y crear sensibilidad y conciencia sobre el “delicado tema de la trata y tráfico de personas”. Lo hizo al convocar a la jornada internacional por esta intención que el papa Francisco instituyó para el 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita.

El organismo episcopal que preside monseñor Hugo Salaberry SJ, obispo de Azul, recordó que el papa Francisco instituyó la Jornada Internacional de oración y reflexión contra la trata y tráfico de personas el 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita.

“Como Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes nos toca muy de cerca esta temática que atropella a los más vulnerables de nuestra sociedad, sobre todo a los migrantes y a aquellas personas que son víctimas de este delito”, subrayó en un comunicado.

En este sentido, adjuntó un material para ampliar el contenido de las celebraciones que se vivirán el 8 de febrero. https://mcusercontent.com/ef26f4e4b519892f14f2d7746/files/969f14cb-d39c-4142-8ec4-a7099d9cc5c1/ESP_Vigil_of_prayer__GMPT_2020_4natWVD_1_.pdf

El CEMI citó, además, el pedido hecho por el Papa en 2015: “Hoy, 8 de febrero, memoria litúrgica de santa Josefina Bakhita, la religiosa sudanesa que de niña vivió la dramática experiencia de ser víctima de la trata, las Uniones de superiores y superioras generales de los institutos religiosos han organizado la Jornada de oración y reflexión contra la trata de personas”.

“Aliento a cuantos están comprometidos a ayudar a hombres, mujeres y niños esclavizados, explotados y abusados como instrumentos de trabajo o placer, y a menudo torturados y mutilados. Deseo que cuantos tienen responsabilidades de gobierno tomen decisiones para remover las causas de esta vergonzosa plaga, plaga indigna de una sociedad civilizada. Que cada uno de nosotros se sienta comprometido a ser portavoz de estos hermanos y hermanas nuestros, humillados en su dignidad. Invoquemos todos juntos”, agregó el pontífice. AICA