La multitud ocupó la Plaza de Mayo y sus alrededores por el Día de la Memoria, se manifestó con consignas contra la dictadura militar, contra el negacionismo y contra el ajuste del gobierno de Mauricio Macri. Un grito fue unánime: “Nunca más”.

Las agrupaciones que se nuclearon para conmemorar el Día de la Memoria, realizaron dos movilizaciones casi simultáneas: la primera partió cerca de las 14 desde la esquina de Avenida de Mayo y 9 de Julio y estuvo encabezada por Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Por su parte, el movimiento Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVJ), que integran partidos de izquierda y organizaciones como Correpi, se concentraron a partir de las 15 en el Congreso de la Nación.

Ambas marchas tuvieron su acto central en la Plaza de Mayo, donde volvieron a pedir que “nunca más” haya en la Argentina un golpe de Estado como el que en 1976 derrocó a la entonces presidenta María Estela Martínez de Perón.

En el cierre del acto por el Día de la Memoria, Madres, Abuelas, Hijos y Familiares de víctimas del terrorismo de Estado leyeron un documento que incluyó el reclamo por la aparición de los nietos.