Paro imprevisto en ARBA Avellaneda deja a los contribuyentes en la calle

Numerosos vecinos que se dirigieron este viernes a la agencia ARBA de Avellaneda ubicada en Av. Mitre y Manuel Estevez, se encontraron con las puertas cerradas y carteles anunciando la asamblea que se estaba realizando y que recién “después de las 12 horas empezarían a atender”, lo que fue motivo de protestas de los contribuyentes que habían llegado para realizar sus trámites, entre los que se encontraban varias personas con discapacidad con turnos establecidos de antemano.
Todos debieron esperar horas en la puerta de la Agencia de Recaudaciones, hasta que terminó la asamblea, ya que no tuvieron ni siquiera la consideración de abrir las puertas para que la gente pudiera esperar sentada dentro del edificio.
Nada se le facilita al contribuyente de la Provincia de Buenos Aires que, además de abonar elevadas sumas en  materia de impuestos, deben soportar los paros del personal de forma imprevista, además de largas filas para ser atendidos.