¿Por qué Juan Pablo no puede tener dos papás?

Leo e Ignacio son padres de Juan Pablo quien nació a través de un vientre subrogado. Ellos lo soñaron hasta concretar su nacimiento. Hoy, la Justicia les niega que figuren como padres procreacionales.

Juan Pablo es hijo de Leo Polti e Ignacio Santalla. Nació mediante un embarazo sobrogado de una amiga de ambos, que los convirtió en progenitores del niño en junio de 2015 bajo el viejo Código Civil el cual no se expedía sobre subrogación. Sin embargo, lo inscribieron presentando lo que pedía el proyecto del nuevo código más lo que se pedía en el exterior. El juzgado toma el caso con el nuevo código civil y en primera instancia fue aprobado. Sin embargo, la medida fue apelada por la fiscal del caso, y no le permiten a Juan Pablo “tener dos papás”.

Crédito del video: TKM

Pero la lucha de Leo e Ignacio por ser padres no se detiene por esto. Presentaron un recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y están esperando que se expida, lo cual puede demorar meses y hasta un año.

Mientras tanto, no hubo trámite que no realizaron, ni documentación, ni presentaciones, ni pedidos, ni ruegos. Pero hasta el momento, no han podido derribar la muralla de la insensibildad de la Justicia que actúa sin siquiera conocerlos: “Ni los jueces de cámara, ni la fiscal, ni la defensora de menores nos conocieron, ni nos pidieron prueba de nada, ni informe médico, tampoco conocen a Juan Pablo”, cuenta Leo.

Ambos piden ser padres y la Justicia les dice que no. Y aquí surge sorpresivamente la figura matriarcal: Juan Pablo debe tener una madre, o dos, en el caso de que los progenitores fuesen mujeres, otorgándole de este modo a las mujeres un lugar de privilegio, lugar que en muchísimos casos la Justicia les niega.

¿Qué se pretende con esta disposición? ¿Discriminar a los varones? ¿Discriminar a las mujeres, o, lo que es peor: discriminar al niño? Porque, según la interpretación de las leyes que hacen algunos jueces, Juan Pablo puede también tener un padre solo (sin pareja), como el caso de varios famosos, o una sola madre (sin padre), pero dos padres NO.

Mientras la Justicia pone en marcha nuevos vericuetos “legales” para seguir negándoles el derecho de ser padres, Leo e Ignacio  continúan edificando esa familia que soñaron y educando en el amor y el respeto a Juan Pablo. “Nuestro hijo nació con nosotros, lo soñamos nosotros. Si nos rechazan no nos queda otra, pero estamos luchando contra lo injusto”.

Bajo el hashtag #Juanpablotienedospapas, el caso recorre las redes y los medios de comunicación preguntándose: ¿Por qué Juan Pablo no puede tener dos papas?

marta portilla/diario La Calle