La propuesta busca establecer nuevas normas de seguridad a fin de evitar accidentes en todo el territorio de la costa atlántica. Lo presentó en la legislatura el diputado provincial Martín Dominguez Yelpo.

 

La iniciativa llega luego del trágico episodio que tuvo lugar en la Navidad pasada, con la muerte de un nene aplastado por una camioneta 4×4. Foto Archivo

En uno de los artículos del proyecto, se establece que cada municipio deberá “determinar dentro sus respectivas jurisdicciones las zonas específicas de circulación segura en arena bonaerense”. Además, se especifica que las mismas “deberán estar determinadas y delimitadas por troncos de árboles o maderas en forma paralela a la “lengua de agua” con una altura de entre 50 y 80 cm. y con una distancia entre sí de no más de 60 cm. La distancia entre la “lengua de agua” y la disposición de línea de troncos o maderas será definida por cada Municipio y elevada a la Autoridad de Aplicación de la presente”.

“La intención es crear una zona donde solo puedan estacionarse los vehículos y desde allí, cada vecino o turista puedan descender hasta el agua”, comentó Dominguez Yelpo, añadiendo que “de esta manera, se evita que los automotores circulen por el mismo sector donde la gente se encuentra descansando o los niños jugando”.

Dominguez Yelpo, quien preside la Comisión de Transporte, agregó que “cada municipio se encargará de la señalización y mantenimiento de las zonas habilitadas para la bajada de vehículos a motor a las zonas específicas de circulación segura, como así también de la instalación de la línea de troncos o maderas que demarquen dicho espacio”.

“Cada distrito tiene una reglamentación específica para los vehículos en la arena, pero de esta manera se estaría generando una Ley madre para todos”, detalló el diputado y concluyó: “Como las playas son tan distintas entre sí, es que dejamos a criterio de cada municipio y Concejo Deliberante que determinen la distancia entre la lengua de agua y la zona de estacionamiento de vehículos”. (InfoGEI)