Reclaman el reconocimiento de la muerte de Luna Ortiz como femicidio

Hoy, 3 de abril a las 10hs, comenzará el Juicio Oral y Público por el femicidio de Luna Ortiz ocurrido Tigre, en el TOC 7 de San Isidro.


El 2 de junio de 2017, Luna salió de su casa en Benavidez (partido de Tigre – Provincia de Buenos Aires) hacia una entrevista laboral y nunca regresó a su hogar. Dos días después, y tras una fuerte presión de sus padres y familiares, la policía entregó el cuerpo de Luna en una casa velatoria de Benavidez; bañado, vestido y maquillado.

A pesar de ello, perduraron moretones producto de golpes y diversos rastros sexuales explicitando una muerte signada por la violencia.
En el marco de la investigación judicial, los padres de Luna solicitaron que se conozcan los videos de las cámaras de seguridad de la zona, que brindarían pruebas seguramente valiosas para conocer qué fue lo que sucedió. La respuesta del fiscal Marcelo Fuenzalida y del intendente Julio Zamora, no obstante, fue rechazar el pedido. Las filmaciones fueron borradas en una grave acción de encubrimiento y destrucción de evidencia -en un distrito donde hay más de 1800 cámaras de seguridad. La única grabación que se consiguió muestra a Luna, casi desvanecida, siendo llevada a la rastra (saliendo del casino de Tigre y entrando a la villa “garrote”) por Isaías Villareal.
Villareal es el único imputado de la causa. Es dueño de la casa de Benavidez donde Luna fue hallada sin vida.
A Luna le suministraron droga hasta matarla y abusaron sexualmente de ella varios hombres. No obstante, ello no fue reconocido en la causa que el Fiscal caratuló como “abandono de persona seguida de muerte y suministro de sustancias estupefacientes a título gratuito” –sin considerar los golpes, signos de abuso sexual y el contexto.
La causa está repleta de irregularidades. Por caso, a dos años del femicidio de Luna, aún no están los resultados del cotejo de las muestras de ADN extraídas del cuerpo.
En Tigre se conformó una Comisión de familiares y amigos de Luna que está reclamando Justicia y el reconocimiento de la causa como femicidio. Que los jueces y fiscales tengan perspectiva de género de cara a un Estado patriarcal responsable de garantizar la impunidad ante la muerte y desaparición de miles de niñas y mujeres cada día.
El reclamo es porque haya justicia y porque se reconozca que Luna está muerta por ser mujer y víctima de una situación de extrema vulnerabilidad social (femicidio).