Repudio a las Becas Progresar y a la intervención del P.J., temas principales de la última sesión del Concejo Deliberante de Avellaneda

En la segunda sesión ordinaria del año del Concejo Deliberante de Avellaneda, se aprobó “un enérgico repudio al decreto de necesidad y urgencia que firmó el gobierno nacional para modificar el programa educativo Progresar impulsado en 2014, que ahora se llama Becas Progresar”.
Fue aprobado por el bloque PJ-Unidad Ciudadana, con el acompañamiento del Frente Renovador en una agitada reunión.
El proyecto fue impulsado por agrupaciones estudiantiles de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), y el rechazo se debe a que el plan Becas Progresar registra “una reducción de 380 mil beneficiarios, teniendo en cuenta que en el 2015 el programa Progresar había alcanzado casi un millón de beneficiarios”, informaron en la sesión, donde también denunciaron “la cancelación de la Tarifa Social habilitada para tener el Progresar” y la exclusión de estudiantes extranjeros.
Los concejales de Cambiemos dieron el voto negativo al repudio en cuestión, aduciendo que “es necesario que el Estado controle, es plata de todos los ciudadanos; por lo tanto, es necesario dárselo a las personas que verdaderamente tienen interés en salir adelante, porque un 40 por ciento de esos 605 mil chicos todavía no aprobaron materias directamente”.
También los ediles de Unidad Ciudad presentaron un repudio a la intervención del Partido Justicialista nacional señalando que “No hay ningún tipo de argumentación jurídica de valor, sino simplemente es una burda operación política, lo cual permitiría el año próximo “confrontar al gobierno de Cambiemos”.
El cuerpo legislativo también avaló un contrato de comodato (por diez años) con la empresa Maxiconsumo S.A., la cual le prestará gratuitamente al Municipio distintos inmuebles para tareas administrativas, prestación de servicios y/o actividades comunitarias de interés general o bien común.
En otro orden, se aprobó por mayoría un proyecto de ordenanza presentado por el Ejecutivo municipal para la creación del programa de Asistencia y Fortalecimiento de Establecimientos Educativos nacionales y provinciales, a través del cual se capacitará a becarios y se dio el visto bueno a un convenio (por un año) de asistencia científico-tecnológica en materia de investigación, desarrollo e innovación entre la Facultad Regional de Avellaneda de la UTN y el Municipio, para hacer un estudio de recorridos y consumos de combustible de los vehículos del gobierno comunal, para lo cual la Universidad proveerá a sus profesionales.