Por el revalúo fiscal, sube el impuesto inmobiliario un 56% promedio en la Provincia

La provincia de Buenos Aires aplica desde este año una actualización en las valuaciones fiscales de la planta urbana, para calcular el valor de las propiedades y definir el impuesto inmobiliario que comienza a vencer en febrero.

Según explicaron a Télam fuentes del gobierno provincial, el último revalúo urbano se había efectuado hace más de 10 años, por lo que los valores fiscales de las propiedades urbanas se encontraban “distorsionados y lejos de la realidad”. Esa situación iba a corregirse en 2016, pero se decidió esperar “porque el contexto social y económico no era el adecuado para aplicarlo”.

Desde el Ejecutivo explicaron que para que la aplicación del revalúo no afecte en forma significativa a los contribuyentes, la Provincia estableció topes que limitan el incremento del impuesto, y modificó las alícuotas que se toman para calcularlo.

Esas alícuotas son inferiores a la de otros años y aumentan de forma progresiva en función de la base imponible, de manera que el monto a pagar de Inmobiliario crece porcentualmente cuanto mayor es la valuación del inmueble.

De esa forma, el promedio de la suba en el Inmobiliario Urbano es del 56%, lo que significa que para la mitad de las viviendas de la Provincia el aumento máximo será de $41 por mes.

Los topes del aumento del inmobiliario urbano se establecieron según el nuevo valor de las propiedades, y permiten moderar el incremento del impuesto.

Así, las propiedades valuadas en hasta $586.669 tendrán un tope de aumento del 40%, lo que significa que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $195. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $81 por mes.

En tanto, las propiedades valuadas entre $586.669 y $1.088.071 tendrán un tope de aumento del 50%, y significa que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $496. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $207 por mes.

A la vez, las propiedades valuadas entre $1.088.071 y $2.531.215 tendrán un tope de aumento del 60%, por lo que nadie con una vivienda en este rango de valuación pagará una cuota superior a $1.392. O, en términos mensuales, el monto máximo a pagar de Inmobiliario será de $580 por mes.

Por último, las propiedades valuadas en más de $2.531.215 tendrán un tope de aumento del 75%, y dentro de este rango, las que tengan una valuación de entre $2.531.215 y $4.800.000 pagarán una cuota máxima de $5.499. O, en términos mensuales, el monto superior a pagar de Inmobiliario será de $2.291 por mes. En las valuadas por encima de $4.800.000, ese incremento puede ser superior.