El defensor del “Rojo” manejaba una camioneta Jeep blanca con amigos e impactó contra un Corsa en el que viajaban un joven de 22 años junto a su novia, embarazada de siete meses. Testigos aseguran que estaba borracho.

 

Así quedó la camioneta Jeep, propiedad del jugador de Independiente. Foto: Twitter @mauroszeta

El choque se produjo cerca de las tres de la madrugada de este domingo en el cruce de las calles Ayolas y Hernán Cortés de Sarandí. La pareja que se trasladaba en el Corsa iba en camino hacia el hospital debido a que la mujer comenzó a sentir dolores asociados a su embarazo. En ese trayecto, fueron arrollados por el auto de Franco. La joven quedó atrapada en el vehículo y debió ser rescatada por los bomberos.

Camila, de 20 años, quedó internada, pero está fuera de peligro y su embarazo no sufrió complicaciones. Su pareja, Iván, solo sufrió golpes leves y fue dado de alta casi de inmediato.

“Alan Franco venía de una fiesta con los amigos”, denunció Laura, la suegra de la mujer embarazada. “Estaba alcoholizado, se hacía el tonto y la gente lo quiso linchar”, agregó.

Laura aseguró que el futbolista intentó pagar una coima a los efectivos policiales. También dijo que allegados de Franco amenazaron a su hijo: “Después del choque llegaron dos autos más que venían atrás. Se bajaron a prepotearlo, cuando mi hijo estaba casi desmayado y su mujer estaba inconsciente. Le hacían señas de revólveres, de que lo iban a matar, de que se calle la boca”.

Alan Franco tiene 22 años y juega en Independiente desde el 2016. Es defensor y ya fue convocado por el entrenador Lionel Scaloni para la selección argentina, en la que debutó el pasado mes de septiembre en un amistoso ante Guatemala en Estados Unidos.