De acuerdo con el Registro Nacional de Femicidios del Observatorio “MuMaLá”, entre el 1 de enero y el 10 de noviembre de 2018 se produjeron en nuestro país 216 asesinatos de mujeres en contexto de violencia machista. No obstante la escalofriante cifra, el Gobierno Nacional sólo destinará $11,36 por mujer para abordar la violencia machista.

El observatorio señala que del total de casos relevados en los medios gráficos, 191 corresponden a femicidios de mujeres, mientras que hubo 21 femicidios vinculados de mujeres, hombres, niñas y niños, y 4 trans/travesticidios.

El 93% de los femicidios fueron perpetrados por hombres con vínculos cercanos a las víctimas (pareja, ex pareja, familiar, conocido). Mientras que el 22% de esas mujeres habían radicado alguna denuncia previa a su agresor, el 12,5% tenía dictada alguna medida judicial de protección.

De las 191 mujeres asesinadas, 14 eran niñas y adolescentes menores a 15 años. El 78% de ellas fueron abusadas y el 42% estuvieron desaparecidas. Asimismo, 10 fueron asesinadas por miembros de su familia.

A pesar del sostenimiento de la violencia machista, en nuestro país el Gobierno Nacional destinará en el Presupuesto 2019 la suma de 234,3 millones de pesos al Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), organismo encargado de la aplicación de la Ley 26.485, es decir, tan sólo $11,36 por mujer. Dicho presupuesto, con la inflación proyectada, implica una retracción del 18% con respecto al asignado en 2018. Asimismo, los fondos destinados al monitoreo del Plan Nacional de Acción disminuyó de 50 millones en 2018 a 32 millones para 2019.

En un contexto donde el acuerdo con el FMI genera más pobreza y desocupación, recorta beneficios sociales, limita el acceso a la salud y a la educación, y a luz de este registro, expresamos profunda preocupación por el escenario de mayores desigualdades y violencias. Las Mujeres de la Matria Latinoamericana diseñaremos en nuestro Encuentro Nacional en Rosario el 17 y 18 de Noviembre, estrategias federales para exigirle al Gobierno Nacional respuestas acordes a la dimensión de la problemática.

Víctimas

El 44% tenía entre 21 y 40 años, el 11% entre 0 y 15 años y el 10% entre 16 y 20 años, en tanto que el 28% fueron asesinadas con arma blanca, el 23,5% con arma de fuego. El 19% fue asesinada a golpes y el 17% fue asesinada por asfixia. El 6,5% fueron quemadas; el 41% de las víctimas convivía con su asesino y el 13% estuvo desaparecida.

Perfil de los agresores

El 53% tiene entre 19 y 40 años, mientras que el 22% tiene entre 41 y 60 años; el 22% de los agresores se suicidaron luego de cometer el femicidio.; el 7% pertenece a una fuerza de seguridad y el 6% se encuentra prófugo.

Lugar del femicidio

El 67% de los femicidios fueron en la vivienda de la víctima, mientras que el 11% fue en la vía pública y el 6% en un descampado.

Huérfanos

El 45% de las mujeres asesinadas tenían hijos. 220 hijos perdieron a sus madres, de los cuales. 72 son menores de 12 años. (InfoGEI)