Seguridad Vial
¿Por dónde debo conducir?

¿Qué pasa si por la ruta en la que voy conduciendo mi auto no hay nadie? Me imagino una mañana de Abril, camino a Mar del Plata, conduciendo sin apuro por una Ruta 2 soleada y vacía; tan vacía que el que me cobró el peaje en Samborombón me contó la historia de su vida mientras le pagaba! Además tengo 2 carriles con la misma dirección para elegir ¿Da lo mismo por cuál ir?
Ya Sea en Abril, Enero o el mes que se nos ocurra, el carril por el cual se debe conducir es siempre el derecho; también vale para avenidas, autopistas y calles comunes; incluso para caminos sin delimitación de carriles o para aquellos que tienen 2, 3, o 4 carriles en igual dirección. Bueno, bueno…Creo que se entendió… Siempre por la derecha, en el camino que sea. Esto no es capricho mío o de la Ley Nacional de Tránsito Argentina (Ley Nº24.449/95, Artículo 39) sino que tiene una explicación lógica y fundamental, yo diría el motivo más grande por el que el ser humano llega al Planeta Tierra: VIVIR.

Volviendo al ejemplo de Ruta 2, donde las probabilidades de tener un accidente son menores que en la ciudad pero sus consecuencias pueden ser mayores, todos los vehículos que circulen allí deben ir por el carril derecho haya o no tránsito, y sólo pasarse al carril izquierdo en casos de sobrepaso a otro rodado que circule a menor velocidad. De esta manera evitamos, por ejemplo, a los que están apurados y no respetan las velocidades máximas, a los que se nos ponen detrás y hacen guiños de luces para que nos corramos (los famosos “pisa-colas), a cualquier situación que nos obligue a detenernos en forma inmediata (reventón de un neumático, desperfecto en el motor, el nene quiere pis); el carril derecho nos brinda seguridad y contención, siempre y cuando respetemos la velocidad máxima y también la mínima.

Nunca falta aquel que pone como excusa circular por el carril izquierdo porque va al límite de la velocidad máxima permitida en la vía…- ¡total nadie me puede pasar porque sino cometerían una infracción!-, Error. El ideal de una ruta de dos carriles organizada y cumpliendo con las normas de seguridad, sería que todos los vehículos circulen bajo el límite máximo de velocidad, por el carril derecho, con el carril izquierdo vacío y ocupado temporalmente solo para sobrepasos de a un rodado a la vez, manteniendo todos una distancia prudencial con el auto que nos antecede, sin circular por la banquina y si es posible…sin accidentes.

Ir por la izquierda al límite de la velocidad máxima siendo una especie de “sheriff” del camino, solo acrecentará las posibilidades de provocar un accidente dado que se acumulan los “apurados” y comienzan los sobrepasos por la derecha, cuestión peligrosa y muy común en nuestros pagos.
¿Es este el único caso en la vida en el que me gusta más la derecha que la izquierda? Obvio.
Federico González
Licenciado en Accidentología y Prevención Vial
federicogonzalez1976@hotmail.com