El Senado dio media sanción a la reforma jubilatoria y al pacto fiscal

Se aprobó anoche en el Senado el polémico proyecto de reforma previsional, que modifica la fórmula de actualización de las jubilaciones. También se aprobaron los proyectos de responsabilidad y de consenso fiscal que el Poder Ejecutivo acordó con los gobernadores.
El oficialismo logró los votos, gracias a la colaboración del sector del PJ que responde a los caciques provinciales. Las iniciativas fueron giradas a la Cámara de Diputados.

El proyecto fue aprobado con 43 votos positivos, 23 negativos y 3 abstenciones.

El nuevo método de actualización se ejecutará desde marzo trimestralmente sobre la base de una fórmula que integra, en una proporción de 70/30, la variación de la inflación y el índice que mide la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte).

“Esta reforma es inconstitucional porque barre con derechos adquiridos”, cuestionó la kirchnerista María de los Ángeles Sacnum (Santa Fe), quien consideró que, de aprobarse la iniciativa, se “estaría dando el tiro de gracia” al sistema universal y de reparto.

La reforma también permitirá a los trabajadores optar por seguir activos cinco años más allá de la edad de jubilación (65 para las mujeres y 70 para los hombres), período en el que las empresas dejarán de hacer aportes, y garantizará el 82% móvil a quienes cobren la mínima y hayan realizado 30 años de aportes.

El proyecto sobre responsabilidad fiscal fue apoyado por 53 votos positivos, 14 negativos y 2 abstenciones. En tanto el consenso fiscal fue sancionado con el voto de 52 senadores, el rechazo de 15 legisladores y la abstención de 2 parlamentarios.

Los tres proyectos tuvieron dictamen la semana pasada, luego de un único plenario de comisiones en el que desfilaron cerca de una decena de gobernadores y los ministros Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne y Jorge Triaca.