Sorprendió a propios y extraños. El rumor de la vuelta al ring de Sergio “Maravilla” Martínez sonó más fuerte que nunca este lunes, cuando el excampeón mundial de boxeo ya retirado de la actividad profesional, entró al Yesica Bopp Boxing Club de la ciudad de Avellaneda y se calzó vendas, guantines y pantalones cortos para entrenar fuerte, ante la mirada expectante de jóvenes alumnos y experimentados instructores que cumplían con su rutina diaria.

Gimnasia, algunos rounds de bolsa y otros de sombra. ¿Vuelve a pelear Maravilla Martínez a los 43 años? El afamado boxeador, que realizó su último combate rentado el 7 de junio de 2014, cuando cayó por knock out técnico en el décimo round ante Miguel Coto, pelea en la que perdiera el título mundial obtenido ante el mexicano Julio César Chávez JR, se entrenó junto a la doble campeona mundial de boxeo femenino Yésica Bopp, quien lo recibió en su gimnasio.

La Selfie de “La Tuti” Bopp junto a Maravillla Martínez y el nutricionista Alejandro Ardiles

La posible vuelta al ring de “Maravilla” comenzó a sonar por los pasillos de la Federación Argentina de Box hace un par de semanas, luego de que el púgil nacido en Avellaneda solicitara la renovación de su licencia profesional, la cual estaba vencida desde hace 4 años tras su caída categórica en el Madison Square Garden, de Nueva York. Su promotor, Sampson Lewkowicz, salió rápido a frenar los rumores sobre una posible vuelta y explicó que el boxeador renovó la licencia porque se encuentra filmando un documental sobre su vida y debía guantear con profesionales para el rodaje, para lo que necesitaba la documentación profesional habilitante.

Pero días después de haberlo negado, y ante la presión de la prensa especializada, el managger sostuvo que la decicsón de volver al ring la tomará el excampeón mundial “cuando termine de filmar la película”.

Lo cierto y lo concreto hasta el momento es que Sergio Martínez, quien acumula un récord de 38 peleas ganadas y 4 perdidas,  se lució en el gimnasio de la “Tuti” Bopp y según se supo “Maravilla” eligió este lugar por la calidad de sus instalaciones y el profesionalismo de su anfitriona, quien hace pocos días fue elegida entre las mejores 5 boxeadoras del planeta.

Las posibilidades de la vuelta al campo rentado existen. Allegados a Martínez sostienen que no es una necesidad económica ni una revancha personal, es el espíritu interno de un guerrero de mil batallas que todavía siente que puede darle mucho más al deporte de los puños. Vino Maravilla, ¿por la revancha o por la gloria?