Wilde: seguridad y soberanía, las bases para una mejor alimentación

La Agencia Avellaneda del INTA AMBA trabaja en capacitar sobre estas temáticas claves. Las jornadas se realizan en el vivero municipal con una destacada concurrencia. Agregado de valor, diseño de proyectos y reflexiones conjuntas.

En Canto popular de las comidas, libro premiado de Armando Tejada Gómez, el poeta mendocino reflexionó sobre la estrecha relación que hay entre las comidas y la vida del hombre y sus pueblos. Obra escrita hacia 1974 que parece más viva que nunca en el trabajo cotidiano de los técnicos de la Agencia Avellaneda del INTA AMBA, quienes trabajan en un curso de cuatro jornadas en el vivero municipal en Wilde, partido de Avellaneda, las bases de la seguridad y soberanía alimentaria. Esta capacitación la realizan en el marco de las actividades del Programa Prohuerta Alimentación Saludable (Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación e INTA)

María Marta Sánchez, técnica de la Agencia explica que “con el municipio de Avellaneda decidimos trabajar en el Vivero Municipal que está en Wilde realizando jornadas de capacitación sobre seguridad y soberanía alimentaria que constan de cuatro clases: reflexión y teoría sobre qué significan estos términos y qué es lo que queremos como ciudadanos para nuestro futuro en cuanto a la alimentación y el desarrollo de nuestras comunidades, el segundo encuentro es sobre educación alimentaria y nutricional donde se aprende sobre los beneficios para nuestra salud de alimentarnos correctamente aquí se cuenta con una parte teórica y una práctica donde se elaboran distintos platos”.

Ya en una tercera capacitación se dan nociones sobre gestión de emprendimientos donde se dan las pautas para formular y diseñar un proyecto, y en el cuarto encuentro se dictan las bases sobre agregado de valor en conservas donde también se realiza elaboración de productos: fundamentalmente en preparación de mermeladas, dulces y pickles.

Para alimentarte mejor

Los participantes destacan esta labor. Sara de Dock Sud indicó que “me gusta conocer estas estrategias ya que me sirven mucho para alimentar mejor a mi familia, tengo chicos adolescentes y de esta manera creo que les podré ir brindando una alimentación más sana; está muy buena la actividad ya que se comparte y se aprende entre todos”.

El curso propone que los concurrentes puedan lograr ideas claras sobre los nutrientes de los alimentos que son clave para lograr una dieta equilibrada. Además ponen en práctica la teoría elaborando por ejemplo woks de verduras

Por su parte, Soledad de Avellaneda agrega: “Me parecen muy interesantes todos los temas que se tratan ya que es todo muy informativo y nos sirve para llevarlo a la práctica y trabajar en equipo, nos apoya mucho la profesora para elaborar nuestros alimentos”

Sanchez remarca que “todo se realiza teniendo en cuenta los procesos de elaboración, precauciones básicas e higiene para que todo sea realizado con las normas pertinentes de un producto sano”. El cierre es con la entrega de certificados.

Sin dudas como lo marcó Tejada Gómez en su obra poética la comida es una clave sustancial de la herencia cultural latinoamericana.

Federico Guerra